Policiales
Lunes 01 de Octubre de 2018

Estranguló a su pareja porque él intentaba violar a su hija de 14 años

La mujer, llamada Soledad Magdalena, se presentó el 2 de septiembre pasado en la comisaría cuarta de Berazategui y confesó que había estrangulado a su pareja, Cristina Senra.

Una mujer se encuentra detenida tras haber confesado a la Policía de Buenos Aires que estranguló a su pareja, según alegó, en el momento en el que iba a violar a su hija de 14 años, en el distrito bonaerense de Berazategui.

La mujer, llamada Soledad Magdalena, se presentó el 2 de septiembre pasado en la comisaría cuarta de Berazategui y confesó que había estrangulado a su pareja, Cristina Senra.

En la confesión, aseguró que lo mató tras rodear el cuello con el cordón de su buzo con capucha, en el momento en el que el en el hombre intentaba violar a su hija de 14 años, fruto de una relación anterior.

También, de acuerdo con la información difundida por el sitio Minutouno, dijo que durante nueve meses el hombre que mató la había ultrajado.

Las violaciones comenzaron en el momento en el que le dijo su intención de violar a la adolescente y que ella presenciara el acto.

Siempre de acuerdo con el relato de la mujer, el hombre la sometía a constantes ataques sexuales y la obligaba a hacerse pasar por su hija.

Antes de ese calvario, la mujer señaló que Senra la celaba constantemente, la mantenía encerrada y le prohibía trabajar.

La mujer aseguró que nunca llegó a denunciar a su pareja porque la amenazaba con hacerle daño a sus hijos.

Tras la confesión, el fiscal Carlos Riera, del Departamento Judicial de Quilmes, procesó a Soledad con prisión preventiva y fue alojada en la comisaría segunda de Berazategui.

Tras la confesión, el fiscal Carlos Riera, del Departamento Judicial de Quilmes, la procesó con prisión preventiva y fue alojada en la comisaría segunda de Berazategui.

La abogada Sofia Veliz, del colectivo FUTURA pidió el sobreseimiento y libertad inmediata de la detenida.

En declaraciones al mismo portal, la letrada advirtió que se trata de "un caso de legítima defensa de terceros establecido en el código penal", que posee todas las características de un caso de violencia de género.

"Llama la atención que si bien el código penal presume que cualquier persona que mata a alguien que ingresa a su propiedad por la noche actúa en legítima defensa, no presume lo mismo de una mujer que se defiende en un contexto de violencia machista o que defiende a su hija de un violador", sostuvo.

La mujer tiene además de la adolescente de 14 años, un hijo de 18 con la anterior pareja, y una niña pequeña con el hombre que estranguló, todos ellos actualmente al cuidado de sus abuelos.