Policiales
Jueves 01 de Marzo de 2018

Escándalo en albergue transitorio con un policía drogado que se resistió a ser arrestado

Como estaba demasiado exaltado, trabajadora sexual que lo acompañaba se fue y lo dejó solo. Aunque le negaron la entrada, se metió a una de las habitaciones. Ocurrió en Buenos Aires.

Un oficial de la Policía de la Ciudad fue detenido y quedó imputado en una causa por atentado y resistencia a la autoridad luego de protagonizar un escándalo en un hotel alojamiento del barrio porteño de Floresta, donde se negaron a darle una habitación para él sólo, ya que la mujer que lo acompañaba decidió irse al verlo exaltado.


Fuentes policiales informaron que tras su arresto, la Justicia dispuso que el oficial sea sometido a un narcotest, ante la presunción de que estaba bajo los efectos de la droga.


Voceros vinculados a la investigación dijeron que el policía se encuentra afectado a actuaciones administrativas iniciadas en 2017 en la Oficina de Control Desempeño Profesional, por lo que al momento del hecho estaba desarmado.


El hecho sucedió anoche cerca de las 21 en el hotel alojamiento Mansión Dorée, en Ramón Falcón 3170.

De acuerdo a lo informado por los voceros, al lugar llegó el oficial 1ro. de la comisaría 40 Daniel Gardella, a bordo de un auto y con una mujer que, según el dueño del hotel, ejerce la prostitución en la zona.


Las fuentes relataron que Gardella se encontraba exaltado y que en el ingreso al hotel alojamiento golpeó con vehemencia el blindex de seguridad del lugar, por lo que la mujer que lo acompañaba decidió irse.



No obstante, de modo agresivo, el policía comenzó a exigirle al empleado de Mansión Dorée que le diera una habitación, a lo que éste se negó porque el oficial no tenía acompañante.


En ese momento, de acuerdo al relato de testigos, Gardella se acercó al auto con el que había ingresado al lugar, tomó un correaje policial y comenzó a golpear el blindex y varios objetos que había en el lugar.


El empleado del hotel salió y pidió colaboración a un policía que estaba cerca, quien solicitó apoyo ya que Gardella podía estar armado.


Al llegar los refuerzos al lugar, el policía había logrado ingresar a una de las habitaciones y cuando sus pares intentaron reducirlo comenzó a agredirlos, por lo que finalmente fue inmovilizado y detenido.


Por orden del juez de Instrucción porteño Santiago Quian Zavalía, el policía fue detenido acusado de desacato y atentado y resistencia a la autoridad, por lo que será indagado durante esta jornada tras ser sometido al narcotest.

Comentarios