Policiales
Lunes 05 de Febrero de 2018

"Era demasiado bueno para decir que no", dijo la madre de Fernando Pastorizzo

Silvia Mantegazza, madre del joven asesinado en Gualeguaychú, contó detalles del día que sucedió el crimen.

Un mes después de que Fernando Pastorizzo (20) aparezca muerto junto a su moto en una calle de Gualeguaychú y de que su novia, Nahir Galarza (19), confesara haber cometido el crimen, el caso sigue provocando conmoción por sus intricados detalles.

A pesar de que los padres de la víctima decidieron en un principio no dar declaraciones a la prensa y resguardar su intimidad, tanto Gustavo Pastorizzo, su padre, como Silvia Mantegazza, madre del joven, decidieron compartir en algunos ámbitos sus pensamientos y sensaciones a un mes de la tragedia.

En una entrevista con el diario El Día de Gualeguaychú , la madre de Fernando Pastorizzo contó cómo vive su difícil momento, detalles sobre el instante en que se enteró del crimen, su relación con Nahir Galarza y lo que ella sabía del vínculo que la joven tenía con su hijo.

"Ha sido muy difícil este tiempo, pero a su vez reconfortante por las muestras de cariño que he recibido, un apoyo que me ha conmovido, y tal vez empezándome a dar cuenta de lo que pasó", aclaró.

Silvia contó que Fernando era "muy independiente" pero que siempre les avisaba cuando salía y que, cuando salía a la madrugada con la moto, significaba que iba a ver a Nahir. "Por eso no me preocupaba cuando me levantaba y me iba a trabajar y él no estaba", contó. "Sabía dónde estaba. Él no me lo decía directamente, pero la única vez que sacaba la moto de noche era para ir hasta allá, porque tenía dónde guardarla. En la calle no la dejaba".

A pesar de que conocía que su hijo mantenía una relación con la joven, Silvia explicó que él no hablaba de eso con ella. El primer momento en que supo de la existencia de Nahir, sin embargo, fue en un episodio donde la joven había denunciado un falso secuestro y Fernando fue llamado a declarar porque constaba en las redes de ella que él era su novio.

"Lo llamé, lo reté ¿Qué hiciste? ¿Te peleaste con alguien? 'No mami. Yo no hice nada', me dice. Él no tenía ni idea por qué era", dijo. "Cuando llegué a Tribunales, Fernando estaba declarando y después el fiscal me explicó todo. Me dijo que aparentemente por la cámara Gesell (Nahir Galarza tenía 15 años en ese momento) ya tenían un indicio de que era todo un invento".

"Él me había contado que la había conocido en el boliche, que habían salido una o dos veces y nada más. 'No voy a andar más, la voy a cortar', me decía, pero seguía. Nunca la quiso traer acá como novia", dijo Silvia.

Además, el primer día que la conoció fue una madrugada que Nahir se apareció en su casa preguntando por Fernando, que no estaba. "Se ve que habían discutido en el boliche y Fernando para sacársela de encima le dijo 'bueno, yo ya me voy para mi casa'. Y la gurisa se vino para acá", narró sobre el episodio. "Me dio tanta bronca por cómo me trató. Le cerré la puerta y la dejé. La chica pidió un remis y se fue. Después me dio lástima, pobre gurisa sola, con frío, quedarse afuera. Después le conté a Nando y le dije que se dejara de joder con esta chica".

El día del crimen

"Yo me enteré en mi trabajo. Justo había ido a prepararme un mate. Eran como las 8 de la mañana. Me dicen 'Silvia, te busca la Policía'. Yo salí bromeando, 'uy qué hice ahora que me mandan de a tres'. Pero cuando les vi la cara me callé la boca porque vi que tenían el rostro serio, que no era para broma. Y lo primero que se me pasó por la cabeza fue que Fernando estaba preso", contó. "Me preguntaron si era la mamá de Fernando Pastorizzo y me dijeron que lo habían encontrado muerto. Ahí se me vino el mundo abajo".

Cuando le comunicaron a Silvia que la muerte de Fernando había sido un asesinato entró en shock y, ante las preguntas de los efectivos sobre las relaciones del joven, inmediatamente pensó en Nahir, aunque no sospechando que ella fuera la responsable: "La llamé delante de ellos. Estaba dormida aparentemente. Entonces le pregunto '¿Fernando estuvo anoche con vos?' Empezó a titubear y me respondió 'sí estuvo anoche conmigo' '¿Y a qué hora se fue de tu casa?' 'Eh... no sé', me dice. '¿Por qué?'' 'Por nada', le digo yo.

Y continuó: "En ese momento no estaba ni llorando, ni estaba quebrada. Entonces me empezó a repreguntar: '¿Por qué?, ¿Por qué me preguntas?' y me cambió el tono de voz. 'Por nada, simplemente quería saber si Fernando estuvo con vos'. '¿Pero por qué me estás preguntando eso?' y ahí me quebré. Le dije que estaba con la Policía y me acababan de decir que a Fernando lo encontraron muerto. Fue lo único que le dije. No le dije ni cómo ni nada. Se hizo la artista.

Además, cuenta Silvia, hace un tiempo que sabía que el padre de la joven era policía y había quienes la habían alertado sobre ello. "'Confírmame tu apellido' le dije, aunque yo sabía que era Galarza, pero era para que lo escuche la Policía", detalló. "'Le voy a pasar tu teléfono a la Policía y seguro que te van a llamar porque fuiste una de las últimas personas que lo vio', le dije y ahí le corté. No me imaginé nunca que hubiera podido ser ella, pero después que habló el fiscal conmigo me dijo: 'caiga quien caiga, sea quien sea, haya policías o no en el medio, esto se va a esclarecer'".

Cuando fue consultada sobre si querría tener una charla con Nahir, lo negó rotundamente: "No la odio ni nada, pero me es totalmente indiferente por ahora". Para la madre del joven, Nahir tenía una obsesión con su hijo. "'Sos mío o no sos de nadie', porque esto se desencadenó porque Nando dijo 'hasta acá llegué' y ella vio que esta vez era en serio". Además, reveló que cuando la cruzó en los Tribunales la joven "estaba como si nada". "En un momento me miró, porque yo sé que me miró, y bajó la cabeza como diciendo 'yo lo maté y qué'", aseguró.

Mantegazza aseguró también estar "tranquila" y contó que intentó evitar mirar televisión y seguir la cobertura mediática para no escuchar lo que se iba a decir de su hi

jo. También desestimó las versiones que acusan a su hijo de violento o de tener un problema de adicción.

Sin embargo, admitió que para Fernando era muy difícil salir de la relación con Nahir. "Era un chico demasiado bueno como para no decir que no", dijo. "Le costaba decir algo que lastimara a la otra persona o la hiciera sentir mal. En cierta forma es muy parecido a mí. Terminamos en situaciones incómodas por no lastimar al otro. Así era Fernando".

Y agregó: "A lo mejor no sé si estaba tan enamorado de esta chica, pero para mí era que la quería ayudar. Por ahí la veía tan mal, tan sola y tan inmersa en su entorno malo y nefasto. Tal vez ella se aferraba a él por eso, porque era un chico bueno. Y Nando quería enseñarle que había otra cosa, otra forma de ver las cosas".

Sobre los pormenores que aun se debaten en la causa, Silvia solo se refirió a las vacaciones en Brasil que su hijo compartió con los Galarza. Esos detalles podrían ser importantes, porque el vínculo de noviazgo que podrían haber tenido los dos jóvenes puede condicionar la eventual condena de Nahir. Una de las estrategias de la defensa es probar que el vínculo no era tal al momento del crimen y que la joven era víctima de violencia de género.

Cuando trascendió la foto de los dos jóvenes en Brasil, se especuló que podría ser una prueba de la relación que tenían. "No me quiso decir con quién se iba. Él era mayor y no precisaba mi autorización", explicó la madre de Fernando sobre aquel episodio. "Me enteré recién ahora con quién se había ido". Y agregó, puntualmente sobre la fotografía que se difundió en redes: "A mí me impactó mucho esa foto, verlo con esos bracitos cruzados y siempre apartado de la familia. Como que fue obligado. Como que no la estaba pasando bien".

Finalmente, Silvia fue consultada sobre el futuro de la causa y el juicio, que se cree podría suceder en los próximos meses, e indicó que se siente preparada para afrontarlo. "Sé que va a ser duro, y si bien estoy tranquila por lo que era Fernando, ellos van a decir un montón de barbaridades. En eso soy consciente", concluyó. Fuente: Infobae.

Comentarios