Policiales
Miércoles 07 de Marzo de 2018

En San Juan también un hombre quiso quemar a su pareja e hija y no hubo muertos de milagro

Mientras en Buenos Aires sepultan los restos de una joven que fue rociada con nafta luego de ser prendida fuego por su novio, el caso que se dio en la provincia avanza en la Justicia y el atacante ya fue procesado con prisión preventiva.

Otra muerte de una mujer en manos de su pareja conmocionó a un país entero por la brutalidad en la que fue asesinada. En Buenos Aires, su novio la prendió fuego y generó que el 80% de su cuerpo fuera afectado y luego de agonizar 48 horas, murió durante la mañana del miércoles. El caso hace recordar a uno muy similar que sucedió hace poco en San Juan y el autor fue procesado esta semana con prisión preventiva por querer quemar a su novia y su hija en un departamento de Trinidad.


El ataque en la provincia no terminó en tragedia de milagro. La mujer despertó luego de una brutal paliza, pudo advertir la intención del padre de su hija de querer quemarlas vivas y así se salvaron de morir entre las llamas.


El caso sanjuanino

Alexis Colombo (22) fue procesado con prisión preventiva, es decir que seguirá tras las rejas, luego de haber intentado "quemar vivas" a su bebé y a su pareja. El acusado las roció con combustible mientras dormían en la cama, la mujer se despertó por el fuerte olor y sacó el encendedor que el hombre tenía en sus manos, a instantes de incendiar la casa.

A menos de un mes de ocurrido el hecho, el titular del Cuarto Juzgado de Instrucción, Martín Heredia Zaldo, procesó al acusado por los delitos de Tentativa de Homicidio Calificado con violencia de género, Amenazas de coacción y Lesiones leves.

Esperan que en un mes aproximadamente se eleve el pedido para que este caso llegue a juicio y Colombo enfrente dichos cargos agravados con una pena de entre 6 a 20 años de prisión efectiva.

Es que las pericias arrojaron pruebas contundentes de que la intención del imputado fue quemar vivas a "J.C." y su bebé con discapacidad motriz, según fuentes del caso. Los rastros recabados en el lugar de los hechos -el viernes 16 de febrero, en el barrio Los Manantiales, Trinidad-, indicaron que el agresor sacó combustible de su motocicleta, roció a las dos víctimas y al resto de la casa con el líquido inflamable, mientras ellas dormían. Tras sentir el fuerte olor de la nafta, la mujer se despertó, vio al hombre parado junto a la cama y le sacó el encendedor que tenía en la mano.

La víctima logró salir corriendo con la criatura y pidió ayuda a los vecinos. Según explicaron fuentes del caso, el violento no tiene denuncias anteriores en su contra, a pesar de que esta agresión tenía ya una larga data. Al parecer, la joven no hacía la exposición en la Policía por miedo y vergüenza. Pero esta vez, lo denunció y personal de la Comisaría de la Mujer salió a buscarlo.

Cerca de las 4 de la madrugada del sábado 17 de febrero, los efectivos lo encontraron en un delivery en la zona de Rawson, donde se montó el operativo. El hombre, consciente de que esta vez no iba a poder salir impune con tanta facilidad, cambió su fisonomía y se rapó la cabeza. Fue detenido y hasta que la Justicia así lo disponga, permanecerá en el Servicio Penitenciario Provincial.

Comentarios