Policiales
Lunes 23 de Octubre de 2017

El violador con condena histórica vuelve a pedir estar preso en su casa "porque cumple con requisitos"

El karateka, Osvaldo Arenas, sufrió un aneurisma hace meses atrás y hoy su defensa vuelve a pedir prisión domiciliaria. En una primera oportunidad fue denegada y hoy vuelven a realizar el pedido. El profesor fue condenado a 40 años por abusar de cuatro alumnas.

Osvaldo Arenas (70) de profesión karateka, fue condenado el 24 de mayo del 2012 por abusar sexualmente de cuatro alumnas. La condena que recibió fue de 40 años y se convirtió en una de las más ejemplares del país. Después de cinco años, el reo sufrió una aneurisma y eso llevó a que por segunda vez su defensa pidiera prisión domiciliaria por considerar que cumplían con el requisito indispensable para que se la otorguen.


María Noriega, abogada de la karateka, explicó a sanjuan8.com que ingresará el nuevo pedido al juez de Ejecución Penal, para que su defendido pueda pasar sus días en la casa materna. Según explicó Arena se encuentra muy deteriorado de salud, se le ha caído unos de sus parpados y está en cama. Este problema de salud se generó después de sufrir dilatación en un vaso sanguíneo en el cerebro.


Hace algunos meses atrás se solicitó este beneficio y fue denegado porque el lugar en el que residía estaba alquilado, por lo que en estos meses se venció el contrato de los inquilinos y se ofreció para que pueda ser el hogar del karateka abusador.


Según Noriega en unos 20 días podrían haber novedades sobre el pedido a la Justicia. Mientras tanto en la obra social de Arena se autorizó una válvula para que sea operado, pero está en espera el pago de los profesionales médicos.

Fallo histórico

La Corte de Justicia confirmó el histórico fallo que condenó al profesor de karate y ex instructor de la Escuela de Policía, Osvaldo Arena, a 40 años de cárcel por el grave y reiterado abuso sexual de cuatro alumnas suyas entre los años 2003 y 2010, dos de las cuales fueron sometidas a prácticas de sexo oral. Al momento de los hechos, las víctimas tenían 15, 12, 10 y 8 años.

Comentarios