Policiales
Jueves 23 de Agosto de 2018

El último mensaje de una de las víctimas de la tragedia del micro en ruta 2

"Pa, estoy llegando", escribió Santiago Ayerzi antes de que el colectivo volcara en Mar Chiquita. El chofer quedó imputado por "homicidio culposo calificado". Tres personas murieron y otras 22 resultaron heridas.

El papá de Santiago Ayerzi fue uno de los primeros en enterarse del accidente del micro de la empresa Rutamar en Mar Chiquita. Su hijo le había compartido por WhatsApp, minutos antes del vuelco sobre el kilómetro 375, su ubicación en tiempo real y un mensaje que le hacía saber que pronto se encontrarían en la terminal. "Pá, estoy llegando", fue el texto que despertó la intriga del padre cuando se dio cuenta que el ómnibus ya estaba tardando demasiado en llegar. Por el hecho tres personas murieron y 22 resultaron heridas. Imputaron al chofer por homicidio culposo calificado.



La noticia no se había despertando dentro de los medios y el hombre fue uno de los primeros en llegar al lugar. La escena del horror tenía al micro tumbado dentro del agua. Solamente el personal de bomberos estaba en la zona, intentando sacar cuerpos del agua y auxiliando a los heridos.



Desafortunadamente para el padre de Santiago, su hijo no aparecía. Dentro del micro estaba una de las víctimas fatales, las otras dos fueron encontradas luego dentro del agua.



"No pudimos hablar con él, estaba desesperado, incluso llegó a reconocerlo a su hijo cuando lo subimos a la morguera", reveló una fuente forense que aún no determinó si la causa del deceso fue por un golpe o por ahogamiento.

Comentarios