Caso Sillero
Jueves 04 de Octubre de 2018

El testigo encubierto habló motivado por la recompensa

El hombre que escuchó en una situación casual todos los detalles del asesinato del matrimonio Sillero se animó a contar todo por su situación económica.

Embed

El brutal crimen del matrimonio Sillero se resolvió este jueves en la sala II de la Cámara Penal cuando se condenó a Sandro Javier Bordón a prisión perpetua. La situación se esclareció gracias a un testigo encubierto que en una charla casual, en la casa de una curandera, escuchó todos los detalles del crimen. El abogado del hombre, del cual no trascendió la identidad, aseguró que su defendido habló motivado por la recompensa de 500 mil pesos que se ofrecía a quien aportara datos sobre el crimen. "Por su situación económica es que decidió hablar como testigo encubierto", indicó el letrado.


Según relató la defensa del hombre, escuchó todos los detalles del crimen en la casa de una curandera a la que Bordón le confesó y dio explicaciones claves de la aberrante muerte de Víctor Sillero y Florencia Bustos.

En un principio no creían los dichos del testigo pero al dar pormenores puntuales que no habían trascendido: como el arma que se usó o que el asesino después del crimen se cortó el pelo, hicieron tomar como prueba importante su relato.


Comentarios