Policiales
Martes 15 de Mayo de 2018

El remisero que atropelló y mató a su amigo será juzgado en dos semanas

El hecho ocurrió a la salida de un boliche en Libertador y Perito Moreno, Capital, una noche de septiembre de 2016. Se pudo comprobar que Ricardo Sarmiento conocía a la víctima Juan de Dios Muñoz y, según el juez, fueron compañeros en un atraco el año anterior. El 30 de mayo comienzan las audiencias.

/// Por María Eugenia Vega

Una vieja deuda, una bronca que terminó en ira y venganza, cuando todo señalaba que había sido un accidente, hubo un error: el remisero que atropelló al exconvicto le pasó por encima una y otra vez. No sólo fue grotesco el crimen y levantó sospechas; sino que la verdad iba a salir a la luz cuando la Policía atara cabos y descubriera que tanto el remisero Ricardo Sarmiento (31), como la víctima Juan de Dios Muñoz (San La Muerte Muñoz, como se hacía llamar) fueron amigos y cómplices en un atraco ejecutado en Villa Angélica en 2015. Sólo uno de ellos quedó preso en ese momento, el otro salió en libertad y siguió manejando un remis. Ahora Sarmiento será colocado en el banquillo de los acusados desde el 30 de mayo, en la sala III de la Cámara Penal.


Lo que pasó aquella madrugada del 29 de septiembre de 2016 parecían indicarle a la Policía que todo había sido casual. Que el conductor del remis no quiso trasladar a un pasajero porque estaba con un copón de cerveza en la mano y que tenía un aspecto demasiado ebrio. Que finalmente la víctima subió al auto junto con otros tres amigos, pero que se bajó por orden del chofer, ya que lo amenazó con un arma (según manifestó la defensa, en aquel momento). Que la víctima había salido del boliche La Llorona -en Libertador y Perito Moreno- que se había atravesado en el camino del móvil justo cuando Sarmiento aceleró para irse del lugar. Que el remisero atinó a hacer marcha atrás y no advirtió que el cuerpo de Juan de Dios Muñoz yacía malherido en el asfalto. Nada de esto fue real. Lo que resolvió el juez Benito Ortiz es que ambas personas se conocían y que el desafortunado hecho se trató de algo muy personal que terminó con la muerte de Juan de Dios, un día después.



Ricardo Sarmiento quedó imputado por homicidio simple, aunque la calificación del delito que cometió puede sufrir cambios en el proceso de enjuiciamiento. Al parecer entre ambos existió un viejo enfrentamiento que data de 2015, cuando fueron compañeros en un atraco en una vivienda de Villa Angélica. Los investigadores de la Brigada los agarraron con botín en el Lote Hogar 22, pero sólo Juan de Dios Muñoz fue procesado con prisión preventiva por ser el autor del robo. Sarmiento zafó y quedó libre por ser cómplice, según determinó la Justicia. La bronca comenzó a crecer ese día y todo se tornó muy personal. Cuando el ladrón salió de la cárcel, y se fue de tragos con unos amigos, volvió a cruzar al remisero que se había lavado las manos atestiguando que él no tuvo nada que ver con aquel robo. Por eso fue que hubo amenazas cruzadas y la muerte del exconvicto luego de un episodio ante la mirada de una gran cantidad de testigos. Los jueces que estarán a cargo del proceso oral serán Eugenio Barbera, Maximiliano Blejman y Graciela del Pie.

Comentarios