Flagrancia
Martes 19 de Diciembre de 2017

El "Pollo Negro" irá a la cárcel por 4 años tras robarle a un hemipléjico y teñir su casa con sangre

La condena fue emitida en el marco de un juicio por Flagrancia, el cual se realizó este martes, a tres días de cometer el hecho. El sujeto había ingresado a la casa de una persona con discapacidad motriz y huyó con el botín.

Tres días después de haber cometido el segundo hecho de Flagrancia, al ingresar a una vivienda a robar, "el Pollo Negro" recibió la condena de 3 años y 4 meses de prisión efectiva pero cumplirá 4 años preso por reincidir en este delito. El sujeto había participado en el delito de robo en grado de tentativa al ingresar a la casa de un hemipléjico y llevarse sus electrodomésticos. Lo hizo en la madrugada del sábado mientras el damnificado dormía. Producto de un corte que recibió en su mano, manchó toda la vivienda con sangre y por ello lo descubrieron.


El maleante –identificado como Ezequiel Nicolás Mauro Miranda -fue llevado a juicio en la jornada de hoy luego de haber tenido su enjuiciamiento abreviado por otro hecho en agosto de este año. En ese momento le habían computado la pena de 8 meses en libertad condicional, por lo cual ahora se le unificaron las condenas. Entonces, cumplirá 4 años en el Servicio Penitenciario Provincial.


El hecho
Ezequiel Miranda se metió en la casa de Alejandro Humberto Flores, un hombre que padece una discapacidad motriz –hemiplejia – quien advirtió su presencia por los ruidos que hizo. El ladrón ingresó al domicilio en el barrio Obrero Rawson, en la madrugada del sábado, rompiendo una de sus ventanas. Por esta razón, se cortó y regó de sangre toda la escena.

Al ver su casa con tanta sangre, la víctima llamó a su empleada Yamila Carbajal para que ella llamara a la Policía. Gracias al testimonio de un vecino, se pudo reconocer al sujeto. El sargento Marcelo Illanes y el cabo Dario Cardozo fueron a buscarlo y lo encontraron con el botín. Había sustraído un DVD NOBLEX y un Microondas ATMA. Fue precisamente la sangre la que lo batió ya que la mano del delincuente permanecía lastimada. Estaba oculto en el barrio Neuquén, en la casa de su abuela.

Comentarios