Policiales
Lunes 14 de Mayo de 2018

El padrastro del bebé que sufrió graves golpes dijo que "se les cayó de la cama"

Hace unos días se presentó a declarar y se desligó de las lesiones, hematomas y rasguños que presenta el nene de 18 meses. Fuentes del caso indican que habría tenido un arrebato de violencia.

/// Por Bárbara Ardanaz

Un aberrante hecho conmocionó a la sociedad sanjuanina hace tres semanas cuando salió a la luz el caso del bebé de sólo 18 meses que ingresó a la guardia del hospital Guillermo Rawson tras recibir una brutal golpiza. Afortunadamente la criatura recibió el alta médica, pero aún le restan al menos 15 días para sanar por completo, bajo el cuidado de su madre y abuela materna.


Es que los resultados del informe del bebé arrojaron que demoraría más de 40 días en curarse de los golpes, hematomas y rasguños que presentaba en su cuerpo, según indicaron fuentes policiales a sanjuan8.com.


En este marco, es que el único y principal sospechoso de la salvaje paliza que padeció la criatura es el padrastro, Juan Carlos Ruarte, de 26 años. A los pocos días del hecho fue detenido y hoy está alojado en el Servicio Penitenciario Provincial.


Fuentes calificadas informaron que el jueves de la semana pasada, el implicado se presentó a declarar frente al titular del Cuarto Juzgado de Instrucción, Martín Heredia Zaldo, para dar su versión de los hechos. Allí dijo que "el bebé se cayó de la cama", desligándose de la tremenda golpiza que recibió y que, según las fuentes, los estudios realizados en el nene no concuerdan con un accidente como tal.


De forma paralela, desde el Juzgado están tomando declaraciones a los médicos y los familiares para analizar el contexto en el que vivía el bebé y si se trataba de un ambiente hostil.


Según los datos recabados, Ruarte no se trataría de una persona violenta y sus antecedentes tienen que ver con contravenciones y robo. Sin embargo, la hipótesis más fuerte hasta el momento, es que sería celoso y podría haber tenido un arrebato de violencia con la criatura porque lloraba. Lo cierto es que enfrenta el cargo de Lesiones agravadas por ser cometidas con alevosía, y podría estar hasta 2 años tras las rejas si se demuestra su culpabilidad.

Comentarios