Crimen por empalamiento
Jueves 20 de Septiembre de 2018

El juez quiere que la Policía responda por los errores, el jefe se hizo cargo y el Gobierno refuta

Mientras Martín Heredia sigue hilvanando la trama en la compleja investigación por el crimen de Juan Ramón Escudero (65), en la Jefatura, Luis Martínez espera que la lupa que colocó sobre los policías que estuvieron en la escena arroje una visión clara al respecto de lo acontecido. El ministro de Gobierno también pidió analizar el accionar del Juzgado.

/// Por María Eugenia Vega

El revuelo que se levantó por el mal desempeño de las funciones en la escena del crimen de Juan Ramón Escudero (65) quebrantó una vez más la relación entre la Policía y la Justicia. Porque nadie se dio cuenta de lo que había ocurrido en el lugar del hecho, porque había señales claras de que la muerte fue violenta (un empalamiento en la zona del recto) y porque hubo desinformación por parte de los actores implicados, se buscan responsables. El juez Martín Heredia, muy enojado, sigue la investigación como puede; el jefe de Policía, Luis Martínez, leyó el pedido del magistrado que versó en la urgencia de encontrar a los responsables, y enardecido en su despacho convocó a una reunión con los agentes involucrados: que ya están siendo investigados. Por su parte, el ministro de Gobierno, Emilio Bastrocchi, anoticiado con la sorpresa del escándalo presionó con la celeridad en los sumarios para que se sepa pronto qué pasó y solicitó analizar un posible mal accionar en el secretario del Juzgado, por no estar en el escenario como correspondía. Hace dos semanas hubo una capacitación en escena del crimen que involucró a ambas partes.



Este escándalo comenzó porque los policías que llegaron al lugar, el domingo por la noche, cuando el sobrino de Juan Ramón Escudero llamó al 911 para decir que su tío había muerto en su casa, no respetaron el protocolo. Miraron el cadáver y no se dieron cuenta de que tenía una evidente lesión en el recto provocada por un empalamiento. La rotura en el pantalón y la sangre hacían contundente la herida, pero ninguno de los que estuvo ahí lo advirtió. Uno de los efectivos de la seccional 29ª de Infante llamó al secretario del juzgado correccional en turno, Juan Pablo Ortega, y le manifestó a charla grabada, que el cuerpo no tenía signos de violencia. Ortega no fue al lugar, el juez tampoco, y para acelerar el proceso de levantamiento de cadáver mandó el escrito firmado desde su despacho. Cuando el cuerpo llegó a la morgue judicial, con la herida causada con violencia, el informe sacó a relucir lo peor. El hombre murió asesinado por empalamiento y eso significaba que de inmediato tenían que activar el desarrollo instructivo de la investigación.


Leé: Escándalo en Tribunales por la contaminación de una escena del crimen

Entonces, el titular del 4to juzgado de Instrucción, debió tomar la causa con muy pocos elementos, casi nada, de hecho sólo existía el informe forense. La escena había pasado cuatro días sin preservación, con la contaminación en la cadena de custodia y sin la recolección de la evidencia para ser enviada a los laboratorios del Poder Judicial. A contrarreloj y sin pruebas, Martín Heredia Zaldo se enfureció. Mediante una carta, le exigió al jefe de Policía, Luis Martínez, que se hiciera cargo de investigar a sus súbditos y que aplicara sanciones a quienes correspondían. "El jefe tiene que arbitrar los medios necesarios para deslindar responsables", dijo el juez a sanjuan8.com. Mientras tanto, Martínez dio la cara en Estación Claridad y respondió lo justo y lo necesario para hacerse cargo de lo que estaba ocurriendo. "Los protagonistas y los superiores que están a cargo de las dependencias tendrán que dar explicaciones. No queremos adelantarnos porque ya se inició la investigación pertinente y vamos a coordinar acciones hasta tanto se dilucide su accionar en este suceso", admitió. Sin decir más, explicó que ya está requerido el proceso sumarial para los uniformados en cuestión.



Leé: Cómo debió preservarse la escena para no atrofiar la cadena de custodia

Por último, y a la espera de resultados, el ministro de Gobierno, Emilio Bastrocchi, que hace un par de semanas administró recursos para capacitar a los agentes en la escena del crimen, conjuntamente con la Justicia, durante tres días, pidió investigar el accionar del funcionario judicial que no estuvo en la escena.


Leé: Las dudas que deja el accionar policial y judicial en el crimen de Escudero

Comentarios