Policiales
Miércoles 22 de Agosto de 2018

El juez imputará a la madre de Camila por ser cómplice de los abusos sexuales de Oris contra la menor

La Fiscalía había solicitado su imputación por participar del aberrante delito sexual contra su hija, pero el juez intenta mantener la cautela y la llamó a declarar para imputarla bajo una figura más benigna, por el momento. Mientras tanto, el padrastro de la nena, a un paso del juicio.

/// Por María Eugenia Vega

El juez Benito Ortiz está a punto de mandar a Pedro Oris a un nuevo juicio por sus aberraciones contra Camila Brusotti, la nena del milagro, quien se recuperó de una hemiplejia provocada por reiteradas golpizas. Pero antes de que eso ocurra, el fiscal Fabrizio Medici solicitó que llame a indagatoria a la madre de la menor, Alejandra Ríos, y que la impute por el grave delito de participación necesaria en los abusos sexuales que sufrió la nena. Sin embargo, como aún tiene dudas al respecto, el magistrado que lleva el proceso de primera instancia decidió imputarla como cómplice del hecho y la llamará a declarar en los próximos días. Ambos podrían ir a juicio en momentos diferentes.



La segunda y última Cámara Gesell que le hicieron a Camila Brusotti fue reveladora. El juez Ortiz la había solicitado luego de que la Cámara Penal sentenciara a Pedro Oris, el padrastro de la nena, y a Alejandra Ríos a cumplir una condena tras las rejas. Si bien, para este juez lo que hicieron con Camila fue tan calamitoso que, por las lesiones que presentó y el contexto en el que se produjo, los procesó por tentativa de homicidio agravado, pero la Sala I (integrada por Juan Carlos Caballero Vidal (h), Silvia Sansó de Ruiz y Raúl Iglesia) no sostuvo esa acusación y les bajó la figura procesal. A Oris lo condenaron a 9 años de prisión por lesiones graves y a Ríos, le dieron 6 años por abandono de persona. Sin embargo, la casación que interpusieron las partes logró endurecer esa condena: a Oris le elevaron la pena a 17 años, mientras que a Ríos le impusieron 9 años.



Pero, en el marco de ese juicio, la declaración de la psicóloga que atendió a Camila reveló en su testimonio algo inesperado. Dijo que la nena había confesado la existencia de un abuso sexual. Entonces, se activó un nuevo mecanismo de investigación, luego de que el padre biológico de la niña, Javier Brusotti, denunciara el hecho en la Fiscalía. Así fue como comenzó un nuevo proceso judicial y Benito Ortiz, que precisamente estaba de turno en ese momento, volvió a tener entre sus archivos el nombre de Pedro Oris, pero esta vez por la sospecha de un abuso. Ortiz solicitó la Cámara Gesell de la menor, que en ese momento se encontraba más recuperada de las lesiones neuronales que tuvo como consecuencia de los golpes que recibió. En esa entrevista privada con profesionales, Camila confió todo. La cantidad de veces y los lugares en donde fue abusada. "En el informe médico que le realizaron a la nena cuando llegó grave al CIMYN no se detectaron lesiones en sus partes íntimas por abuso sexual. Sí se le encontraron graves golpes, pero provocados por otro tipo de delito", remarcó Benito Ortiz a sanjuan8.com.




El procesamiento de Oris se hizo contundente y quedó firme, luego de una apelación de la defensa ante la sala de turno. Y ahora, cuando el magistrado espera que el fiscal pida la elevación a juicio, Medici apareció con otra solicitud: el pedido de imputación de la madre de Camila. Esto ocurrió porque otra profesional confió ante el juez que "la nena había manifestado que la mamá sabía de estos abusos". Entonces, confiando en su criterio, la Fiscalía pidió que no sólo se involucre a Ríos en este lamentable episodio sino que le endilgue la participación necesaria que es un delito tan severo como el de autor material del abuso sexual gravemente ultrajante y reiterado que habría cometido el padrastro. El juez, en este sentido, tejerá el entramado con calma y desmenuzando detalles. Por lo pronto, la hará cómplice de los hechos.

Comentarios