Policiales
Jueves 30 de Noviembre de 2017

El juez declaró inocente a la maestra que fue acusada de abusar de dos niños en un jardín

Cecilia Márquez fue notificada del fallo firmado por el juez Guillermo Adárvez, este jueves. El magistrado no encontró elementos para llevarla a juicio, pese a que había sido imputada por abuso sexual simple, hace dos meses.

/// Por María Eugenia Vega

Cecilia Márquez (44) tuvo el trago más amargo de su vida cuando dos madres del jardín (de 5 años), de la Escuela María Luisa Villarino del Carril, la denunciaron, asegurando que abusó sexualmente de sus hijos. En el marco de un escándalo, que trascendió los límites provinciales, la noticia posó todos los dedos acusadores sobre la docente. Luego de dos meses de calvario - y de la imputación del titular del 3er Juzgado de Instrucción, Guillermo Adárvez- finalmente, dictaron su sobreseimiento.


La mujer fue notificada en la mañana de jueves, de la resolución tomada por el magistrado. Esta decisión fue tomada por Adárvez, al haber considerado que no había elementos de prueba contundentes para apostar por su culpabilidad y pedir que sea enjuiciada por un tribunal superior.


Antes de que esto ocurra, Márquez había pasado momentos lamentables luego de una dramática detención en septiembre pasado, a la vista de todos, en la puerta de la escuela. Una vez llamada a declarar, el juez la imputó por el presunto delito de abuso sexual simple en perjuicio de dos menores. Sin embargo, el camino trazado por la Justicia se revirtió y el proceso culminó en un sobreseimiento y la libertad de la mujer.


Fuentes judiciales manifestaron que la Fiscalía está de acuerdo con este fallo, por lo que no será apelado. Al ser el fiscal, Alejandro Mattar, la parte acusadora y no haberse constituido una querella, esta resolución quedará firme. Esto quiere decir que será definitiva.


Las denuncias

En la primera quincena de septiembre pasado, se registrados dos denuncias contra la maestra de sala de 5 años, en el Centro ANIVI (de Abordaje de Niños y Adolescentes Víctimas). Las acusantes habían contado que la docente llevó a uno de los niños (un varón) a un aula vacía para manosearlo. El segundo relato señalaba que había hecho lo mismo con una nena, a quien le habría bajado la ropa interior para manosearla. La niña le había contado a su madre que la maestra había hecho lo mismo con "otros niños del jardincito".


Estos testimonios se pusieron en tela de juicio por parte de la Justicia local y fueron investigados en base a la Cámara Gesell de ambos pequeños.

Comentarios