Policiales
Miércoles 06 de Febrero de 2019

El dolor del padre del nene que se ahogó en la pileta de la colonia: "Le tenía miedo al agua, quería aprender a nadar"

Min Lin dijo que no tuvieron respuestas del colegio Lincoln y cuestionó que no haya cámaras de seguridad en el lugar.

Entre lágrimas, el padre del nene de cinco años que se ahogó en la pileta de la colonia de un colegio de La Plata dijo que su hijo "le tenía miedo el agua" y su deseo era "aprender a nadar". Min Lin criticó al colegio Lincoln, del que dependía la colonia. Dijo que no le dieron respuestas y criticó que no haya cámaras de seguridad, para tratar de esclarecer el caso.



"Me siento mal", dijo angustiado el padre de Lucas Kevin Lin. A su hijo lo encontraron ahogado en la pileta de la colonia que funciona en un predio ubicado en 518 entre 137 y 138 en La Plata, donde el colegio Lincoln tiene un campo de deportes. De acuerdo a la denuncia policial uno de los encargados de las actividades notó que cuando los chicos se sentaron a tomar la merienda faltaba uno. Empezaron a buscarlo y cuando fueron a la pileta lo encontraron inconsciente. Lo sacaron y trataron de reanimarlo, pero la médica del lugar comprobó que estaba muerto.


Leé también: Terrible: un nene de 5 años se ahogó en una pileta de una colonia de vacaciones


"Lucas le tenía miedo al agua y quería aprender a nadar. No quería quedarse en casa y aburrirse", contó su padre entre lágrimas. El nene asistía a uno de los colegios más tradicionales de La Plata, que es también uno de los más costosos. "Lo mandamos al Lincoln porque nos sentíamos seguros, jamás pensé que iba a pasar algo así", se lamentó el hombre.



El padre del nene dijo que cuando lo llamaron del colegio solo le dijeron que se presentara en el campo de deportes y que, cuando llegó, se encontró con la policía en el lugar. Dijo que solo le dejaron ver la cara del chico, para reconocerlo, y que ni él ni su esposa, que fueron hasta el predio, pudieron tocar el cuerpo.


En diálogo con C5N se quejó que en el lugar no hay cámaras de seguridad que podrían ayudar a esclarecer el caso y dijo que los encargados debían haber controlado que todos los chicos hubieran salido de la pileta, para que no ocurriera la tragedia que finalmente sucedió. "No era una pileta para chicos, era una pileta grande", indicó.



Lucas tenía un hermano mayor, de 7 años, con el que había empezado la colonia de verano el viernes 1º de febrero. En el Colegio Lincoln iban otros 17 chicos, que estaban a cargo de un guardavidas, un coordinador y profesores de educación física.

Comentarios