El cura acusado de abuso sexual podría ser trasladado al Penal de Chimbas
El padre Walter Bustos en las próximas horas llegará a Tribunales y se abstendrá de declarar. Esta situación es parte de la estrategia del abogado que terminaría con el párroco en el Servicio Penitenciario.
A casi dos semanas de que se conociera que un adolescente de 15 años habría sido abusado por su tío, el párraco de una iglesia de Angaco, se supo que el acusado se abstendrá de dar su testimonio ante el juez lo que podría generar que el magistrado lo envíe al Penal de Chimbas.

El cura Walter Bustos llegará al Segundo Juzgado de Instrucción durante la mañana del lunes luego de que el viernes pasado un hermano de la víctima y la madre del chico también apuntarán contra él. Por ahora la estrategia de la defensa es que el sacerdote-conocido como el "padre de los jóvenes"- se abstenga de ser indagado para así conocer las acusaciones que recaen sobre su espalda.


Esta maniobra común en los casos de este tipo es con el objetivo de poder preparar una estrategia de defensa, lo que no podrá ser evitado es la decisión del titular del juzgado que podría enviarlo al Servicio Penitenciario o mandarlo de nuevo a los calabozos de la Central de la Policía.


Se espera que el abogado Juan Baustista Bueno solicite para los próximos días una nueva audiencia de ampliación de indagatoria para poder declarar una vez que se conozcan los hechos que le imputan.