Caso Sillero
Jueves 04 de Octubre de 2018

El condenado por el crimen del matrimonio: "No he sido yo, no tienen pruebas"

"Véanme en el Penal y les voy a confesar lo que pasó", esas fueron las palabras del presunto asesino de Víctor Sillero y de su esposa Florencia Bustos. La Justicia lo condenó este jueves a prisión perpetua.

Sandro Javier Bordón fue condenado este jueves a prisión perpetua por el doble homicidio agravado por alevosía y criminis causa, luego de que el juez Ernesto Kerman, le hiciera lugar al pedido de la Fiscalía. La defensa del acusado solicitó la absolución por falta de pruebas.



Cuando terminó de escuchar la resolución del juez de la sala II de la Cámara Penal, Bordón se levantó del banquillo de los acusados y esposado pasó tranquilo frente a las cámaras de Canal 8. El hombre no tuvo reparos en declararse inocente y en asegurar que él no perpetró el hecho.

"No he sido yo, no tienen pruebas contra mí", dijo el sujeto, quien además invitó a la prensa a que lo busquen en el penal para contar su verdad. Lo cierto es que, delante del Tribunal, no quiso decir una sola palabra.

Bordón está acusado de un salvaje doble homicidio que lo puso en la escena del crimen luego de que un testigo encubierto contara la historia. Al parecer, conoció a Bordón en una curandera y un día escuchó que el hombre hablaba con la mujer de lo que había hecho en la casa de los ancianos. Cuando el testigo le manifestó que estaba al tanto de todo, Bordón le habría pedido plata para perdonarle la vida.


Según manifestó el testigo a sanjuan8.com, Bondón lo tenía amenazado de muerte y por eso no dijo nada, hasta que apareció la recompensa ($500.000) y el testigo -animado por su abogado- resolvió contar lo que sabía. Durante la última jornada de debate, le dijo al juez que Bordón le había confesado el doble aberrante crimen.



Comentarios