Policiales
Martes 27 de Febrero de 2018

El calvario de Camila: lo que sucedió adentro de la quinta donde el asesino la violó y mató

La atrapó, la vejó y luego la estranguló. La pequeña apareció en la bañadera con una bolsa en la cabeza, un cable en el cuello y la ropa puesta.

Eran las 11.30 del domingo cuando Camila Borda (11) se subió a la bicicleta: iba a comprar cigarrillos. No volvió más, pero el atado aún estaba en el canastito de la bici cuando la hallaron escondida en un cuarto de la casa que cuidaba José Carlos Varela (40). Los investigadores sospechan que el asesino la raptó cuando volvía a su casa y que la violación y muerte sucedió de manera inmediata.

A diferencia de los múltiples rumores que hablaban sobre gritos de la chiquita que permitieron hallarla y que el asesino la asfixió al verse cercado, los investigadores están convencidos: "La mató poco después de coptarla (atraparla)".

Esa sospecha se funda en el informe preliminar de la autopsia al cadáver que fue hallado en la bañera del primer piso de la quinta que cuidaba Varela: tenía una bolsa en la cabeza y un cable en el cuello.

La autopsia determinó que Camila fue abusada sexualmente y que el paro cardiorespiratorio se produjo por la asfixia mecánica, detallaron las fuentes. También revelaron que la data de muerte está más cerca al horario en que salió a comprar que del hallazgo del cuerpo: "El crimen sucedió poco después de la desaparición".

Para las 13, la mamá de la chiquita ya había hecho la denuncia porque su hija no había regresado. Pasadas las 16, ocurrió el hallazgo del cuerpo de Camila.

Entre las 11 y las 16 está la brecha que tratan de completar los investigadores sobre lo que ocurrió en el interior de la quinta entre Camila y su asesino.

Los investigadores aún no tienen indicios que les permitan establecer cómo la ingresó Camila a la quinta que cuidaba Varela: si fue por la fuerza o por un engaño. Tampoco los incidentes que se sucedieron ayer, cuando se conoció el crimen de la nena, permitieron hacer todos los peritajes de rigor y reconstruir lo que pasó. Algo que se hará en las próximas horas.

Lo cierto es que la nena entró a la casa del vecino, quien la violó y, antes de matarla, o la obligó a que vuelva a vestirse con la promesa de que podía irse o él mismo le puso la ropa, porque cuando encontraron el cadáver en la bañera estaba tal cual se había ido de su casa a comprar los cigarrillos. (Fuente: Clarín).

Comentarios