Policiales
Lunes 19 de Febrero de 2018

El abogado que quiso dispararle a un ladrón y mató a un inocente fue condenado a 12 años

El caso ocurrió en marzo de 2016 cuando Martinero mató de un balazo a un cerrajero en el microcentro porteño cuando quiso evitar la fuga de dos motochorros.

Un tribunal oral condenó al abogado Silvio Guillermo Martinero a la pena de 12 años de prisión, por matar a un inocente, cuando se resistió a balazos en el microcentro porteño en un hecho ocurrido en marzo del 2016, según una sentencia que se conoció este lunes.

Leé: Un hombre se defendió de un robo a los tiros y mató a un joven inocente

Martinero fue considerado autor penalmente responsable de los delitos de homicidio simple en grado de tentativa en concurso ideal con homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego, según publicó Fiscales.gob.ar.

El Caso

El hecho se registró durante la mañana del 29 de marzo del 2016 en la calle San Martín al 551, en el microcentro porteño, cuando el imputado estaba por ingresar en el edificio donde tiene su oficina.

Allí, Martinero fue abordado por un delincuente que le arrebató una mochila donde aparentemente llevaba 50.000 dólares y documentos.

Al declarar ante el juez, el abogado aseguró que los delincuentes le pusieron un arma en el cuello y luego en el pecho y que disparó "por instinto" porque era su vida o la de los ladrones.

Leé: El abogado que mató al cerrajero podría recibir una pena de 8 a 25 años de prisión

Martinero agregó que creía que el asaltante que lo encañonó había llegado a gatillarle pero sin que saliera la bala y que, ante ese cuadro, decidió extraer su pistola marca Glock calibre .40 y efectuar los disparos, uno de los cuales impactó en la espalda del cerrajero Daniel De Negris que caminaba unos 50 metros más adelante en la misma cuadra.

La estrategia de Martinero fue describir un cuadro en el que actuó en "legí­­tima defensa" y que la muerte del cerrajero por alguno de sus disparos, fue un accidente.

No obstante, los jueces descartó esa versión en base a imágenes de cámaras de seguridad agregadas a la causa y fue condenado por "homicidio simple".

Una de las prueba clave es un video de una cámara de seguridad de la Casa de Cambio y Agencia de Turismo Pasamar S.A., cuyas imágenes fueron difundidas.

Allí se observa claramente cómo una moto con dos hombres sale a toda velocidad por San Martí­n y detrás se ve corriendo a Martinero, de traje y corbata, con un maletí­n en una mano y el arma en la otra.



Comentarios