Policiales
Lunes 23 de Octubre de 2017

Detuvieron al hombre que abusó y le transmitió una enfermedad sexual a su sobrina

La víctima de 11 años se lo confesó a su madre, luego de que los doctores detectaran la violación. El sospechoso, hipoacúsico, fue detenido y está alojado en la Central de Policía.

El aberrante hecho tiene como protagonista a una nena de 11 años que habría sido corrompida por el hermano de su madre, con el agravante de que le transmitió una enfermedad sexual. Cerca del mediodía de este lunes, el sospechoso fue detenido.



El pesar de la menor lo descubrieron profesionales del hospital Rawson. Es que la nena, que sufre de convulsiones, fue a hacerse unos estudios de rutina al nosocomio y le detectaron que había perdido la virginidad. Por esto, la bioquímica le realizó los análisis de rigor en estos casos y detectó que la niña tenía una enfermedad que sólo se transmite sexualmente. Los estudios indicarían que habría sido abusada, al menos, dos veces.


A partir de esto, la menor le confesó a su madre que su tío la habría abusado. El hombre, de apellido Flores, es hipoacúsico, tiene alrededor de 30 años y vive en la casa de sus padres. Según el testimonio de la nena, los actos perversos habrían ocurrido en la casa de los abuelos maternos, cuando la menor quedó sola con el sospechoso. Aparentemente, el hombre aprovechó un momento en el que quedaron solos y la violó.


Luego de la denuncia que radicó su madre (y hermana del sospechoso) en el Centro Anivi, el pasado 13 de octubre, el hecho lo investiga el juez del Cuarto Juzgado de Instrucción, Martín Heredia.


El hombre presentó una eximición de prisión, la cual fue denegada y efectivos de Seguridad Personal lo detuvieron en su casa materna, ubicada en Capital. Quedó detenido en la Central de Policía.


La investigación continúa con la Cámara Gesell que se le realizará a la menor y a partir de ahí, el magistrado le tomará indagatoria al implicado, quien quedará detenido, al menos, hasta ese momento.


Hasta el momento, la carátula es Abuso Sexual con Acceso Carnal. Pero, en caso de comprobarse que el sospechoso tenía conocimiento de ser portador de la enfermedad sexual que le transmitió a su sobrina, será un agravante que podría tener hasta 20 años de prisión.


Este caso se suma a los otros cuatro que se denunciaron en sólo cinco días y que hacen crecer las estadísticas de este aberrante tipo de delitos contra la integridad sexual de los menores.


Lea: Horror: en cinco días denunciaron cuatro abusos sexuales a menores

Comentarios