Policiales
Martes 21 de Agosto de 2018

Después de 3 años y medio, comienza el juicio contra los responsables de la bala perdida que mató a Axel Mercado

Fue uno de los casos más resonantes entre las peleas barriales, que terminaron en víctimas de balas perdidas como el caso Uma Calvo, Kevin Bórquez y Camila Luna. El chico que murió tenía 13 años.

/// Por María Eugenia Vega

Pasaron tres años y medio para que la Justicia finalmente les dicte sentencia a los asesinos de Axel Mercado, un crimen que se gestó por una pelea barrial en enero de 2015. El "Betito" Toledo y el "Bananita" Castro serán sentados en el banquillo de los acusados frente al juez Juan Carlos Caballero Vial (h) en la sala I de la Cámara Penal. Por el hecho, se acabó con la vida de un niño de 13 años con la bala de una 9mm.



Todo comenzó por una vieja pelea sostenida en el tiempo por bandas del barrio Los Médanos y Los Plátanos. Los menores de dos familias pertenecientes a bandos diferentes se cruzaron con piedras e insultos, junto cuando Axel esperaba el colectivo en la zona de Los Plátanos, en Rawson. En ese momento, llegó una persona en una moto y comenzó a disparar; Axel quedó en el medio de ese embrollo y recibió el impacto mortal del proyectil que se alojó en su cabeza. Murió en el lugar.


Leé más sobre este crimen


Este es otros de los casos que resonaron en la opinión pública tales como el crimen de Camila Luna (en marzo de 2018), de Uma Calvo (en enero de 2015) y de Kevin Bórquez (en mayo de 2011). Este año, una nena de 4 años fue víctima de una balacera que la dejó internada grave por varios días. Falleció el 2 de abril último, en el hospital. Por el hecho acusaron a Martín Galván como ejecutor del disparo, en el barrio Medalla Milagrosa de Pocito.


Kevin Borquez (9 años) jugaba en una plaza de la Villa Paula, Chimbas, cuando Deolinda Godoy y Gerardo Riveros terminaron en una disputa que se había originado por un robo. En un momento la mujer tomó un arma y comenzó a disparar. Cuando el pequeño huía del lugar una bala le dio en la nunca y lo mató.



La pequeña Uma tan sólo tenía 3 meses cuando murió en enero de 2015, la nena quedó en medio de una balacera en el barrio Huarpes, Pocito. Ese día, siete personas iniciaron los disparos hacia la vivienda de los padres de la pequeña. Cuando la madre de la niña corría hacia el interior de la casa, una bala la alcanzó. Fueron condenados a perpetua.

Comentarios