Policiales
Sábado 26 de Octubre de 2019

Después de 12 años, el abogado acusado de estafa se sentará en el banquillo de los acusados

Se trata de Marcelo Germán Mora, que está en proceso judicial desde 2007 por tres presuntas estafas con la venta de un galpón y dos casas que no eran de su propiedad. El debate oral y público está programado para el 15 de noviembre próximo.

A 12 años de que el abogado Marcelo Germán Mora fuera acusado por tres presuntas estafas con la venta de un galpón y dos casas que no eran de su propiedad, finalmente hay fecha programada para el comienzo del juicio. El debate oral y público comenzará el próximo mes, según informaron fuentes judiciales a sanjuan8.com.


Luego del ofrecimiento fallido de tareas comunitarias y una compensación simbólica además del intento de remoción del fiscal por alegar que existía una enemistad entre ambos, finalmente los recursos se agotaron y Mora deberá sentarse en el banquillo de los acusados.


La fecha estipulada para el debate oral y público es el 15 de noviembre próximo, en la Sala III, bajo la dirección del juez Maximiliano Blejman y con el fiscal Eduardo Mallea como representante del Ministerio Público. La defensa estaría a cargo del propio acusado.


Mora deberá dar explicaciones ante el juez por las tres estafas que pesan sobre sus espaldas. Una de ellas fue denunciada por el empleado administrativo de apellido Saleme como ocurrida en marzo de 2007, cuando el imputado le habría ofrecido un departamento en el barrio San Martín, en Concepción. Por esta propiedad, el damnificado pagó más de $11 mil.


Luego, le habría ofrecido una vivienda en el barrio Cedro Azul, en Santa Lucía, propiedad por la que le pagó más de $20 mil en tres pagos. En ambos casos, el abogado le dio los recibos por "honorarios extrajudiciales".


Una situación similar ocurrió con el constructor Ferreyra, a quien presuntamente le vendió un galpón en cercanías de avenida de Circunvalación, en Capital, por $25 mil, en abril de 2007.


Sin embargo, pasaron los 60 días acordados y las llaves y documentación de las propiedades nunca fueron entregadas, motivo por el que los damnificados reclamaron al abogado. Ante las continuas evasivas lo intimaron con cartas documentos, pero no fueron respondidas. Finalmente Saleme y Ferreyra se reunieron con Mora para solucionar la situación, sin embargo el abogado les habría dicho que no les devolvería el dinero y que hicieran lo que quisieran. Esto derivó en la judicialización del caso.


Comentarios