Denunciaron a un cura por un presunto abuso sexual a un chico de 15 años
La denuncia fue radicada por el padre de la víctima, en el Centro ANIVI. El Arzobispado separó del cargo al cura y dejó la investigación en manos de la Justicia.

/// Por María Eugenia Vega

Un sacerdote de la Iglesia Católica fue denunciado por ser el presunto autor de un abuso sexual a un familiar de 15 años, según informaron fuentes judiciales. La denuncia se radicó en el Centro ANIVI, en las últimas horas, y se mantiene bajo total hermetismo. El Arzobispado de San Juan se hizo cargo de la situación y separó al cura de su cargo (cuya identidad dejó trascender), hasta que la investigación judicial le eche luz a lo ocurrido.



Es el presbítero Walter Bustos, quien quedó en el ojo de la tormenta luego de una denuncia manchara su investidura por un grave delito que será investigado por el juez subrogante Ricardo Grossi, del 2do Juzgado de Instrucción. Este sacerdote estuvo trabajando para la parroquia de Valle Fértil, pero fue trasladado a la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Angaco, donde llevaba adelante su tarea vocacional.



Luego de que ANIVI recibiera la denuncia, desde el Arzobispado de San Juan tomaron conocimiento y activaron el protocolo de investigación, que implica iniciar un especie de sumario interno para el padre Bustos y dejar que Justicia haga lo suyo en el fuero penal. El sacerdote aún no es detenido, pero ya no está al frente de la parroquia, según confirmaron desde la Curia.



El comunicado oficial, al respecto dice: "En el día de la fecha, hemos tomado conocimiento de la presentación de una denuncia de un posible delito de corrupción o abuso sexual en el ámbito familiar de un menor de 15 años de edad, señalando como responsable al Presbítero Walter Bustos de la Arquidiócesis de San Juan de Cuyo. Hemos hablado con el sacerdote para escucharlo y decidir los pasos correspondientes.

Se informa que siguiendo el procedimiento estipulado por el Código de Derecho Canónico y las normas de la Conferencia Episcopal Argentina se ha resuelto:

1. Separar al Sacerdote de toda acción pastoral, hasta tanto se esclarezcan los presuntos episodios denunciados.

2. Iniciar por nuestra parte una investigación preliminar que ayude a descubrir la veracidad de los hechos, lo cual no reemplaza ni suple la tarea de la acción judicial.

3. Colaborar con la Justicia en todo lo que esté a nuestro alcance para establecer las responsabilidades que correspondan en una situación tan dolorosa.



Esta postura que ha tomado la Arquidiócesis está a tono con las medidas adoptadas por el Papa Francisco, quien ha pedido perdón en reiteradas oportunidades, por estos días, con respecto a los abusos cometidos por los hombres de Dios. Precisamente, este miércoles, Francisco prometió que "se tomarán las medidas necesarias en la Iglesia, para que los abusos en este seno no vuelvan a ocurrir". Mientras tanto, luego de enviar el comunicado oficial por la escandalosa denuncia que salpicó a la Iglesia sanjuanina, el arzobispo Jorge Lozano mantendrá su silencio durante las próximas horas.



Otros sacerdotes sanjuaninos investigados

Según había revelado la agencia Telam, el padre Carlos Richard Ibáñez y el padre Mario Napoleón Sasso fueron investigados por la Justicia ante un presunto delito contra la integridad sexual. El primero, se escapó a Paraguay donde ejerció el sacerdocio, tras ser acusado de abusar de al menos 10 menores en Córdoba. En tanto, Sasso fue condenado en Buenos Aires a 17 años de cárcel por abusar sexualmente de cinco niñas entre 2002 y 2003.