Policiales
Domingo 11 de Marzo de 2018

Declaró el padre del nene que cayó de un 7° piso: "Vi cuando estaba cayendo, vi sus pies"

Diego Villanueva negó haber asesinado a su hijo, como lo acusa la Justicia. Brindó su testimonio durante más de dos horas, nunca lloró ni se quebró y afirmó que hasta el momento de la caída, su relación con Renzo era "muy afectuosa".

El caso estremeció a toda la ciudad de La Plata durante el mes de octubre de 2017. Renzo Villanueva, un chico con síndrome de down de 7 años cayó al vacío desde un séptimo piso y murió antes de llegar a un hospital. Por el caso fue acusado su propio padre, Diego Villanueva (38), a quien se lo imputa de haber arrojado al niño desde su departamento y que se encuentra detenido desde entonces. El progenitor brindó así su declaración indagatoria ante la justicia y negó todas las acusaciones: "No pude hacer nada", dijo.



Villanueva negó desde un principio las acusaciones por las que se le imputó por el delito de "homicidio calificado por el vínculo" y aportó nombres de testigos que aparentemente podrían corroborar su versión de los hechos.


"No pude hacer nada. Vi cuando estaba ya cayendo, vi sus pies", fueron las palabras del padre de la víctima.


La declaración de Villanueva duró poco más de dos horas y fue realizada en compañía de sus abogados, Darío Saldaño y Juan José Barragán.


Uno de los principales puntos de la comparecencia del padre estuvo radicado en la capacidad de Renzo de poder trepar a la ventana y así sufrir un accidente.


Ángela Donato, la madre del niño fallecido, está convencida de que su ex pareja lo arrojó al vacío. Una de sus hipótesis era que el niño no tenía fuerza en sus brazos para treparse a la ventana del departamento. De tal manera, Diego Villanueva presentó una serie de fotos en las que su hijo se trepaba en la plaza y realizaba actividades que requerían el uso de fuerza con sus brazos.


De acuerdo a los investigadores, el padre del chico no lloró durante las dos horas de declaraciones y aseguró, en contra de los dichos de su ex esposa, que su relación con el niño era "muy buena, muy afectuosa".


La otra imputada por la muerte de Renzo es la pareja de su padre, Rosa Itatí Martignoni (32 años), quien se encontraba también en el departamento en el momento de la caída del chico. La mujer se negó a declarar luego de sufrir una descompensación.


De acuerdo al primer informe realizado por los especialistas de la Dirección de Casos Especiales, las pericias indicaron que el niño fue arrojado. Así y todo, la defensa del acusado pidió un nuevo examen.


El menor murió el 10 de octubre de 2017 tras caer del séptimo piso de un edificio ubicado en la calle 9, entre 55 y 56.


"A veces se lo llevaba, otras pasaban tres meses y no aparecía. Pero cuando Renzo ya iba al jardín maternal empezó a venir golpeado. Él me decía: 'se habrá caído en el jardín' pero la maestra decía que no era cierto. Él sabía que esto iba a pasar: me decía 'no proyectes tu vida con Renzo porque va a morir chico'. Yo se lo dije a la jueza y me contestó que yo me estaba victimizando porque tenía un hijo discapacitado", afirmó la madre, Ángela, en una entrevista en octubre.


La mujer realizó varias denuncias sobre los maltratos de Diego Villanueva al hijo de ambos, pero ninguna de ellas fue escuchada a tiempo: "Un día me llamaron del colegio porque nadie había ido a buscarlo. El nene ahí solo, esperando a su papá. Apareció unos días antes de la audiencia, para hacer buena letra. Se lo dije a la jueza: 'esto va a terminar en tragedia'. Me contestó: 'no seas dramática'", agregó.


(Fuente: Infobae)



Comentarios