San Juan 8 > Policiales > camioneta

Cumplirá más de 6 años en prisión por abrir dos camionetas y robar

El detenido tenía una condena anterior que, unificada a la última, hacen una pena total de 6 años y 4 meses.

Jorge Alfredo Tobares, cumplirá 2 años de prisión efectiva por abrir dos camionetas y robar cosas del interior. La pena se agravó porque el sujeto tenía una condena anterior, por lo tanto este malviviente deberá pasar 6 años y 4 meses en el Penal de Chimbas.

El 16 de octubre Tobares se aproximó caminando a una vivienda en calle Reconquista, en Chimbas. En la vereda habían estacionadas en la calle una camioneta Eco Sport y una camioneta Nissan D21, que pertenecían a los hijos de la dueña de casa.

Te puede interesar...

Tobares forcejeó la cerradura de la puerta del conductor de la Nissan, aparentemente con una llave falsa o instrumento semejante, logrando dañar el tambor y abrir la camioneta. De adentro sustrajo un pen-drive y un cargador de celular del vehículo. En la Eco Sport, también forzó la cerradura de la puerta del conductor y logró ingresar al vehículo. La alarma sorprendió al sujeto, quien actuó rápidamente para no ser visto. Tomó el DNI del propietario del vehículo, la suma de $260 y la copia de la llave de la camioneta. Intentó forzar el estéreo ingresando el extremo de una lapicera azul a una de las ranuras, sin poder arrancarlo.

Al salir por la puerta del acompañante del lado izquierdo del vehículo, fue visto por el propietario de la Eco Sport, quien se había asomado por la ventana para ver qué sucedía.

Tobares notó que lo habían visto, y rápidamente se dio a la fuga por calle Reconquista. Al salir de la casa ambos hermanos propietarios de las camionetas, percibieron los daños, y fueron en búsqueda de Tobares, con quien no pudieron dar en las inmediaciones de la casa.

A la media hora de acontecido el robo, uno de los propietarios vio que Tobares regresaba en dirección a la casa. Ambos salieron al cruce de Tobares, quien negó que robo las cosas, pero en un descuido nuevamente se fugó. Esta vez, fue reducido por los damnificados quienes esperaron a que la Policía llegara, gracias a un vecino que avisó al 911.