Policiales
Jueves 26 de Octubre de 2017

Cuerpo exhumado: la disputa por los bienes detrás del pedido para que se investigue el homicidio

La historia de Carlos Varela no ha terminado el día de su muerte. Una duda sembrada por el hermano que vive en el Sur, un enfrentamiento familia entre la actual esposa y su suegra, y la división de terrenos ubicados en San Rafael, hicieron arder la discordia.

Continúa la investigación tras la exhumación del cuerpo de Carlos Varela, el hombre de 44 años, que falleció el 1 de octubre y que fue sepultado al día siguiente luego de presuntamente haber sufrido un infarto. La sospecha recayó en la familia del difunto. Una parte de los allegados asegura que no se trató de una muerte natural sino de un homicidio violento.

Luego de haber conseguido convencer al juez de que realice la exhumación del cadáver –que llevaban 24 días sepultado- sanjuan8.com pudo saber algunos detalles, no menores, sobre la discordia que se ha generado entre ambas familias y que llevaron a sembrar tantas dudas sobre su muerte.

Resulta que Varela era un terrateniente que poseía al menos cuatro propiedades en San Rafael, Mendoza. Es la tierra de su madre, donde vive su ex mujer junto a sus dos hijos. Ahora esta herencia se deberá repartir entre más personas. Carlos había reconocido legalmente a una hija de Gabriela Cortéz (la viuda sospechosa) y ambos tuvieron otra hija juntos.

Entonces, lo que sólo quedaba para su familia de sangre y su primer matrimonio, ahora deberá repartirse también entre su nuevo círculo íntimo. Esta situación ha generado una gran discordia entre las partes y desde hace tiempo, el maltrato ha sido constante. Según confió la abogada defensora de Cortéz, María Filomena Noriega, "la suegra la llamaba para insultarla".

Aunque esto parezca algo que nada tiene que ver con la causa, sienta precedentes de la guerra que ambas familias alimentan y que terminó en una denuncia grave. La Justicia ha puesto a disposición su aparato judicial para investigar a fondo qué ocurrió con Carlos. Fue el hermano, Ariel, quien vive en el Sur y no veía a Varela desde hace tiempo, quien plantó la duda. Pero la defensa manifiesta que fue el único familiar que no llegó a ver el cuerpo de su hermano, porque arribó en San Juan cuando el féretro ya estaba cerrado.

Mientras tanto, la investigación continúa y la autopsia se realizará este viernes (firmada por el médico forense Eduardo Recabarren), luego de haber conseguido que el cuerpo tenga el frío suficiente como para practicarle los estudios de Rayos X, los análisis de laboratorio y las demás pericias, en el Laboratorio Forense.

Lea: Este es el procedimiento que se debe hacer tras la exhumación

Comentarios