San Juan 8 > Policiales > anciana

Crimen de la anciana: el resultado de la autopsia y las hipótesis

La mujer de 82 años fue degollada en su vivienda y el arma homicida estaba en el lugar. Sólo se llevaron un monedero.

María Pérez tenía 82 años, era jubilada, tenía 3 hijos, vivía sola, y lo que cobraba no era una jubilación de privilegio. Lo poco que podía tener en su casa entraba en un monederito que llevaba con ella y que se llevaron los delincuentes.

Te puede interesar...

Hasta las 9 del 21 de agosto fue vista por sus vecinos cuando estaba barriendo la vereda. A las 10 comenzaron a llamarle por teléfono los hijos, como lo hacían normalmente y al no atender, se comunicaron con un vecino para que fuera a la casa de la jubilada. Fue alrededor de las 13 cuando su vecino pasó, vio la puerta del frente de la vivienda entreabierta y al intentar ingresar algo la trababa y era el cuerpo de la víctima. El vecino se encontró con la horrorosa situación del cuerpo de la anciana en un charco de sangre y dio aviso a los hijos y al 911.

En horas de esta mañana, se conocieron los datos que arrojó la autopsia del cuerpo y entre ellos está la data de muerte, que habría sido entre las 9 y las 10 del sábado. Pero lo que llamó la atención de los forenses y de los investigadores es la inusitada violencia a la que fue sometida la anciana. Tenía dos cortes con en el cuello y múltiples hematomas en el rostro y se cree que puede haber sido golpeada con un objeto contundente.

Las versiones preliminares indicaron que podría haber sido tomada de atrás y degollada con un cuchillo que fue encontrado arriba de la mesa del comedor. Ese cuchillo que estaba bañado en sangre no fue reconocido por sus familiares y se cree que es el arma homicida.

En la vivienda, sólo encontraron todo revuelto en el cuarto de la mujer, no faltaba nada, ni siquiera los elementos de electrónica que habían embalados, sino un monederito de la víctima donde tenía su DNI y un poco del resto de la jubilación que le tiene que haber quedado.

En cuanto a las hipótesis del robo, se cree que podrían haber sido dos, tomando como referencia que las puertas y las ventanas de la vivienda no estaban violentadas. Se cree que en un descuido al ingresar a la casa luego de barrer, los individuos se podrían haber colado en la vivienda, o por otro lado, la mujer los conocía y los dejó ingresar.

Será clave para la investigación las pruebas recabadas por personal de Criminalística en la escena del crimen y las cámaras de seguridad de la zona, para tratar de identificar a el o los homicidas. La investigación está a cargo de Renato Roca, fiscal de UFI Delitos Especiales.