Policiales
Lunes 05 de Marzo de 2018

Crimen en Chimbas: la hermana de Díaz dijo "quiero que el asesino se pudra en la cárcel"

Los familiares de Cristian no encuentran consuelo. Es que el hombre defendió a su novia de ser acuchillada presuntamente por su expareja –Félix Carrizo-, se interpuso entre ellos y murió por las heridas letales que le propinó.

//Por Bárbara Ardanaz


Entre el dolor y la desazón, los familiares de Cristian Díaz (34) enterraron su cuerpo en la mañana de este lunes, a poco más de 24 horas de lo que fue la crónica de una muerte anunciada. Es que la víctima y su novia, Mariana Flores (25) vivían amedrentados por la expareja de ella –Félix Carrizo-, varias denuncias por violencia de género, pero nada impidió que el presunto homicida agarre un cuchillo, los apuñale y mate al joven.


Adriana, hermana de Cristian, dijo a sanjuan8.com "Carrizo nos destruyó la vida, quiero que se pudra en la cárcel, tiene que pagar".


Es que este angustiante final se veía venir. Desde hace dos meses, aproximadamente, Mariana vivía con Cristian en la casa de los padres de él y las amenazas por parte del agresor fueron una constante. Es por esto que denunciaron al violento en la Comisaría al menos 4 veces, según comentó Adriana. Incluso, lograron obtener una restricción perimetral para que no se acerque al domicilio de la familia Díaz.


Pero esto no fue suficiente. Carrizo, quien tiene dos hijos con Mariana, empuñó un cuchillo y fue directo a buscarla a la vivienda de Díaz presuntamente para matarla.


felizcarrizo pre.jpg
Violencia de género. Félix Carrizo y Mariana Flores cuando eran pareja. Ella lo denunció por maltratos y obtuvo una perimetral en su contra.
Violencia de género. Félix Carrizo y Mariana Flores cuando eran pareja. Ella lo denunció por maltratos y obtuvo una perimetral en su contra.

Entre medio del tumulto, gritos, desesperación y llantos, el padre de Cristian de unos 70 años, se acercó a la puerta y el implicado lo hirió, provocándole un corte en el brazo. El hombre no tuvo mayores complicaciones con la lesión que le provocó el agresor, pero ver a su hijo morir le desgarró el alma. "Mis padres están destruidos, con mi otro hermano los estamos conteniendo", dijo Adriana, con la voz entrecortada.


El agresor, según los vecinos


Félix Carrizo (31) es de la villa Mariano Moreno, zona en la cual se cometió el crimen que lo tiene como principal sospechoso. A pesar de vivir en Albardón, era frecuente verlo en el barrio, porque sus padres viven allí, según el testimonio de quienes lo conocen.


Se trata de una persona que tuvo varios problemas con la Justicia además de las denuncias por violencia de género que le radicó su expareja.


Según los allegados, la joven tuvo un romance con Cristian hace algunos años y la relación no prosperó. Luego se puso en pareja con el implicado y tuvieron dos nenes, que finalmente se terminaron quedando bajo la custodia de él cuando decidieron separarse.


Con el tiempo, volvió a reencontrarse con Cristian y decidieron apostar de nuevo a una relación, pero nada fue igual. Los celos enceguecieron a Félix, los amedrentó y, a pesar de las denuncias en su contra, empuñó un cuchillo y fue por ellos, dispuesto a matar.





Comentarios