Ginecólogo denunciado de abuso sexual
Sábado 14 de Abril de 2018

Creen que alguien está ocultando al médico denunciado por casi una decena de abusos

Está prófugo y la sospecha más firme es que se encuentra en la provincia, en la propiedad de algún amigo o familiar. El que lo está ayudando será acusado por encubrimiento, afirmaron desde la Justicia.

Si bien no se descarta que el ginecólogo denunciado por reiterados hechos de abuso sexual se haya escapado a otra provincia, los investigadores tienen el dato de que un amigo o un familiar lo podrían estar ocultando en una casa o finca de San Juan y ya tienen un par de domicilios identificados. La hipótesis es firme, al punto que en la Justicia piensan imputar por el delito de encubrimiento a quien lo estaría ayudando.


El médico Carlos Martínez es buscado por la Policía desde el viernes en la tarde, cuando salió la orden de detención dictada por el juez Guillermo Adárvez. Sobre el ginecólogo pesan hasta ahora casi una decena de denuncias por abuso sexual contra algunas de sus pacientes y el magistrado lo quiere indagar, para resolver después si lo procesa.


La Policía allanó tres domicilios, entre ellos la casa del profesional, y como no lo encontró, la Justicia lo declaró prófugo y está siendo buscado en todo el país. Aunque se presume que podría haber salido de San Juan, la primera hipótesis que barajan los investigadores es que todavía está en la provincia y que alguien de su entorno lo está ayudando a esconderse.


Bajo esa línea, Adárvez ordenó allanar una finca el viernes. El operativo no dio resultados positivos, pero ese domicilio y al menos dos más están bajo la lupa, contaron fuentes vinculadas al caso a sanjuan8.com. Creen que no podrá aguantar mucho más y que en algún momento lo pescarán.


De confirmarse la hipótesis, el escandaloso caso sumaría un capítulo más. El de la persona que lo está "aguatando": en el Ministerio Público aseguraron que la acusarán como encubridora de Martínez.


Los supuestos abusos de Martínez salieron a la luz esta semana, cuando una joven mujer embarazada de 22 años lo denunció en la Fiscalía que dirige Carlos Rodríguez. La paciente contó que le dijo que tenía problemas de flujo vaginal, que necesitaba que tuviera un orgasmo para tomarle una muestra y que comenzó a estimularla, cuando en realidad bastaba con un simple hisopado.


A partir de esa denuncia, otras mujeres se animaron a ir a la Justicia y todas versan sobre la misma mecánica. Coinciden en que Martínez las engañaba con falsos argumentos médicos, para tocar sus partes íntimas. Inclusive, desde el año 2013 está procesado por el juez de Instrucción N° 2, Pablo Flores, por un hecho similar.


En Tribunales esperan que el número de denuncias siga creciendo. Al parecer, hay más pacientes que habrían sido abusadas por Martínez bajo el método del engaño y estarían dispuestas a exponer su caso.

Comentarios