Policiales
Lunes 12 de Agosto de 2019

Cómo fueron las últimas horas del nene que apareció colgado en un puente en Tucumán

La principal hipótesis es que el menor de cuatro años se fue engañado con un conocido.

Mientras la policía de Tucumán busca intensamente al hombre de la campera negra que fue visto con Benjamín Amaya poco antes de que el nene de cuatro años apareciera colgado de un puente, la investigación avanza en la reconstrucción de las últimas horas de la víctima.


La principal hipótesis apunta a que Benjamín se fue con un conocido mediante un engaño pero, hasta el momento, lo único que se sabe de él es que llevaba puesto "un pantalón gris y una campera chorizo negra".


De acuerdo a los primeros datos surgidos de la causa, Benjamín se levantó temprano el día que lo mataron y se quedó con su abuela, ya que su mamá había salido a trabajar. El chico vivía con las dos mujeres, su abuelastro y siete tíos, uno de ellos de tres años, en una casa humilde sin cocina ni calefón. Todo se cocinaba con leña y hervían agua en tachos para bañarse.


Minutos después de las 15 del jueves pasado, el nene salió de su casa para ir a un merendero de la misma cuadra, a donde iba a alimentarse a diario. Pero en ese lugar nadie lo vio y unas horas después, un grupo de chicos que jugaba a unos 400 metros del lugar donde vivía "Benja" con su familia lo encontró ahorcado.


Para los investigadores no hay indicios que despierten sospechas del entorno familiar de la víctima. Tampoco encontraron que su mamá hubiera tenido alguna relación conflictiva que pudiera sugerir una "venganza" contra ella. Por eso cobró importancia la declaración de una vecina, que aportó la única pista de la causa.


Se trataba de un hombre que llevaba a Benjamín en brazos y que, según dijo la mujer, el nene lloraba como si quisiera escaparse. Aunque no pudo identificarlo, sí describió la ropa que vestía y el sujeto se convirtió en el principal y único sospechoso por la desaparición y muerte de la víctima.


Vecinos y conocidos de Benjamín se manifestaron en las últimas horas para reclamar el esclarecimiento del caso. Emanuel, uno de los autoconvocados, sostuvo que la familia del nene es "humilde y trabajadora", y recordó: "Benja estaba feliz porque se venía el Día del Niño".


Los primeros estudios forenses determinaron que el chico murió ahorcado. El o los autores del crimen le ataron un cable al cuello y lo colgaron de un puente. Además, descartaron que antes de su muerte haya sido víctima de un abuso sexual.

(Fuente: TN)

Comentarios