San Juan 8 > Policiales > consumo

Cometió un robo, pero no comprendió el acto por sus adicciones

A raíz de esto, la jueza de Niñez y Adolescencia definió que el joven sea internado en el hospital Marcial Quiroga para su recuperación

Un joven de 18 años, quien en enero de 2019 ingresó a una avícola con intenciones de cometer un robo fue detenido por la policía. Tras una serie de estudios, la jueza del Segundo Juzgado Penal de Niñez y Adolescencia determinó la inimputabilidad del detenido.

La jueza María Julia Camus, consideró que era joven era incapaz para comprender acabadamente la criminalidad del acto y de dirigir sus acciones. Conjuntamente, se ordenó su internación para recibir asistencia de un servicio de psiquiatría y se dispuso que luego tratado por su consumo problemático de estupefacientes.

Te puede interesar...

A través de la incorporación de informes psicológicos realizados por el Gabinete Técnico del Primer Juzgado Penal de Niñez y Adolescencia, la Dirección de Abordaje Integral de las Adicciones, y del Centro Socio Educativo Nazario Benavidez; junto con una evaluación neurológica efectuada por un profesional del Hospital Dr. Guillermo Rawson, un informe producido por el equipo técnico del Programa de Monitoreo y Acompañamiento Territorial a partir de una entrevista domiciliaria efectuada con el entorno del joven y a partir de un estudio de personalidad desarrollado de conformidad al artículo 102 Ley 754 – O; la jueza Camus resolvió declarar inimputabilidad del acusado y determinó que era necesario tomar medidas que garantizaran su derecho a la salud y, eventualmente, a la vida.

De los informes y estudios realizados sobre el imputado, se observó que “es evidente que el joven se encontraba bajo los efectos de sustancias psico activas, y ha quedado más que demostrado que el mismo tenía problema de consumo de este tipo de sustancias, desde los 11 años. Este tipo de problemática de consumo, en líneas generales afecta a la capacidad de comprender el alcance del comportamiento del sujeto, en razón de que debilita la capacidad de reflexión, pero fundamentalmente incide en la voluntad, limitando el control de la misma, al debilitar los frenos inhibitorios de los comportamientos”.

Por ello, la magistrada ordenó su internación en el Servicio de Psiquiatría del Hospital Dr. Marcial Quiroga, para su estabilización y desintoxicación, por un plazo máximo de 60 días o cuando reciba el alta médica, el tiempo que resulte menor.

Asimismo, estableció que al finalizar la atención de esta persona en el Servicio de Psiquiatría sea internado en la residencia de Proyecto Juan, un centro terapéutico en el cual se le brindará asistencia para tratar su consumo problemático de sustancias psico activas