Policiales
Viernes 09 de Noviembre de 2018

Cayeron los delincuentes que robaron en la casa del Gino Laciar

Quedaron tres detenidos, dos de los autores del ilícito y otro que compró uno de los objetos sustraídos en la vivienda del exjugador de San Martín. La Policía busca a otro de los malvivientes que está prófugo.

Pasado un mes del robo en la casa de Marcelo Gino Laciar, exjugador de San Martín y Unión, en el barrio San Expedito, Rawson, personal de la Comisaría 25º detuvo a dos de los tres delincuentes que perpetraron el ilícito. Son dos mayores de edad, de los cuales uno está prófugo, y un menor que se cree que lo utilizaban para cometer los delitos. El otro aprehendido compró uno de los objetos robados.


En allanamientos realizados por personal policial, detuvieron a Francisco Alcaraz, de 57 años, quien compró un parlante potenciado Panacom (perteneciente a Laciar) a los ladrones. Quedó detenido por el delito de Encubrimiento.


Luego, los efectivos aprehendieron a dos delincuentes que serían los autores del robo. Se trata de David Atampiz, de 21 años, que fue trasladado a los calabozos de la Seccional, y el "Facu", de 17 años, que quedó alojado en el Instituto Nazario Benavidez.


El tercer delincuente que perpetró el robo y es intensamente buscado por la Policía fue identificado como Andrés "Toti" Limolle, de 28 años.


La Policía cree que los dos adultos utilizaban al menor para cometer los hechos. Ambos tienen numerosos antecedentes penales por delitos contra la propiedad y las personas. Además, investigan si los elementos sustraídos en el robo fueron vendidos a vecinos que viven en los barrios colindantes a al barrio San Expedito, por lo que continúan con las averiguaciones.


Los dos sujetos mayores sindicalizados como los autores del ilícito, quienes utilizaban al menor para cometer los hechos, cuentan con numerosos antecedentes penales por delitos contra la propiedad y las personas, donde el ciudadano Limolle Andrés, salió en libertad del Servicio Penitenciario de San Juan, hace dos meses a la fecha; como así también no se descarta la hipótesis de que el resto de los elementos sustraídos fueron vendidos a vecinos que viven en los barrios colindantes al Barrio San Expedito, por lo que se continua con la investigación.


Embed

Comentarios