Policiales
Martes 25 de Septiembre de 2018

Caso Tellechea: la Justicia lleva más de 300 días sin resolver la situación procesal de dos policías

El exjefe de Policía, Miguel González y el responsable de investigaciones Mario León, aún no definen su estado después de haber sido llamados a indagatoria en 2017. El juez tenía 10 días hábiles para resolver y aún no lo hace. Un desfile de policías pasó por el Juzgado Federal a lo largo de este año.

/// Por María Eugenia Vega

Develar la verdad es un trabajo de hormiga, donde todos los elementos van sumando, tal como ocurrió este año en el caso Tellechea. Hubo un desfile de testimoniales que protagonizaron los uniformados que estuvieron activos al momento de la desaparición forzada del ingeniero, esto sirvió para respaldar las sospechas que caen sobre los procesados, pero no para marcar el camino procesal del exjefe de Policía, Miguel González y del responsable de Inteligencia, Mario León. "Tengo la conciencia tranquila", le dijo González a sanjuan8.com, hace algunos meses cuando fue consultado por su supuesta complicidad en el caso que lleva 14 años siendo investigado por la Justicia.



En esta compleja causa, en donde nunca se encontró el cuerpo del ingeniero Tellechea para creerlo un homicidio, hay dos grupos de imputados. Los que ya recibieron un firme procesamiento, respaldado por la Cámara Federal de Mendoza y la Cámara de Casaciones de Buenos Aires. En ese grupo están: Luis Moyano, Eduardo Oro, Vicente Flores, Luis Alonso, Sebastián Cortez Páez y Miguel del Castillo, todos vinculados a la Mutual de la Universidad, a quienes hacen responsables directos de la desaparición de Raúl.



Después, el otro grupo integrado por los dos policías que sólo están imputados, pero que esperan una postura más clara de la Justicia en cuanto a las sospechas que caen en sus espaldas. Roberto Mario León, el ex jefe de inteligencia investigativa (responsable de Seguridad Personal) se presentó en octubre de 2017 ante el juez Leopoldo Rago Gallo para ponerse a disposición de la Justicia; su superior, Miguel González, quien se desempeñaba como autoridad suprema de la Fuerza, dio explicaciones en septiembre de ese mismo año. Ninguno de los dos ha recibido la resolución de su estado procesal con respecto a las dudas que hay sobre el "ocultamiento" del hecho ocurrido el 28 de septiembre de 2004.




Si bien, los tiempos procesales marcan que el juez debe resolver en 10 días hábiles, hay plazos que pueden extenderse y eso fue lo que ocurrió. Lo cierto es que son más de 300 días que pasaron desde las dos indagatorias y aún no hay novedades de la firma del juez en esta parte del proceso. "Los elementos ya están en la mesa y hay que ver qué se hace con ellos. Entendemos que la Justicia tiene pruebas para expedirse. Con el testimonio de personal de la Policía, se han generado elementos que respaldan la versión de la familia. Si bien, no hay ninguno concluyente que genere un hecho concreto, la sumatoria de declaraciones en muchos casos contribuyó a demostrar la falsedad, la contradicción en la que cayeron las personas en indagatorias", resumió el abogado querellante Conrado Suarez Jofré a sanjuan8.com.




Las medidas que ha ido adoptando la Justicia Federal a lo largo de este año se basó en las testimoniales anteriormente mencionadas, que marcaron varias audiencias, los pedidos de informes a la Policía, oficios, contraste y corroboración de explicaciones ya brindadas por los procesados y los imputados. "Hemos planteado una participación de la Policía en el segundo plano, que es ocultamiento de la suerte corrida por la víctima", remarcó el letrado. En este sentido se cree que los miembros de la Fuerza, que eran responsables de las medidas adoptadas por los uniformados, realizaron un "minucioso" trabajo para desviar la investigación sobre lo que realmente sucedió con Raúl Tellechea.


Leé: 14 años sin Raúl, otra marcha

Comentarios