Caso Talía
Martes 23 de Abril de 2019

Caso Talía: estos son los argumentos del juez para no aplicar la pena pedida por el fiscal

Adolfo Díaz pidió 25 años de prisión efectiva para Ángel Morales por la muerte de la joven zondina, pero finalmente el magistrado Jorge Toro lo condenó a sólo 10 años tras las rejas. Este es el argumento de por qué no aplicó la pena que le pidió el fiscal.

En los alegatos del juicio de Talía Recabarren asesinada por Ángel Morales, el fiscal Adolfo Díaz pidió 25 años de prisión efectiva para el implicado, teniendo en cuenta "la naturaleza violenta y la gravedad de los hechos, bienes jurídicos afectados, la pérdida irreparable y sin sentido de la vida de Talía, el perjuicio para la familia y para la comunidad". Esto no fue compartido por el juez Jorge Toro que condenó al acusado a sólo 10 años de prisión efectiva.


Leé: Revelaciones: las razones que tuvo el juez para darle sólo 10 años de cárcel al asesino de Talía Recabarren

Luego de conocerse su decisión final el pasado 4 de abril, hoy trascendieron los fundamentos sobre por qué no aplicó la pena que le pidió el fiscal. (Extracto del documento).


"Comparto parcialmente la solicitud efectuada por el Fiscal en su alegato en cuanto a la necesidad de aplicación de pena para el encartado, la especie de pena aplicar más no en cuanto al quantum requerido por aquél.


En cuanto a la necesidad de pena, sostengo que la materialidad del hecho en si acreditado a través del caudal probatorio incorporado a la causa, constituye un elemento más que suficiente para justificar la aplicación de una pena privativa de libertad para cuya determinación tengo en cuenta, sobre todo, la evolución positiva posterior demostrada por el imputado de acuerdo a los informes incorporados al proceso y que fueron invocados por la defensa técnica en su alegato. Las profesionales que intervinieron, tanto en la etapa de cumplimiento de las medidas socioeducativas en el Instituto de Régimen Cerrado Nazario Benavidez por parte del imputado Morales, como las que lo han acompañado desde el cese de dicha medida hasta la realización del debate, manifestaron:


La licenciada en Trabajo Social (A), quien ejerce sus funciones en Centro Socioeducativo Nazario Benavidez: "...Preguntada por la Defensa sobre como abordan el proceso desde que ingresa el chico, responde que primero se realizan entrevistas al chico, al grupo familiar, los primeros informes tienen escasos avances, primero está el proceso de inserción, en el caso de Ángel la dosis de medicación era elevada, hacia bastante tiempo que no lo veía el psiquiatra, su participación era pasiva, a medida que avanza el proceso, se va logrando un cambio en el trabajo con él y con la familia, el informe evolutivo engloba todo el proceso de intervención, se retoman cuestiones ya abordadas, luego se presenta el informe expresando cambios logrados, expectativas, se considera que se puede continuar con el abordaje desde afuera. ...Preguntada sobre la evolución de Morales en los dos años que estuvo, responde que en el comienzo estaba sedado por la medicación, en las actividades se dormía, estaba pasivo, manifiesta que se lo expresan al psiquiatra, reducen la dosis, y marca un cambio, él empieza a tomar conciencia de las medidas socioeducativa y a aceptar su situación, empieza a participar en actividades, pero en general prefería en solitario, leía libros, practicaba la escritura, actividad sublimatoria, empieza a vincularse con sus compañeros, las letras que hacia las cantaba en música rap y era alentado por sus compañeros, obtuvo mayor responsabilidad en capacitación laboral, mayor confianza en él, empieza a guiar a los demás en la venta de dulces, en la producción; su estado de ánimo comienza a ser estable, empieza a visualizar un proyecto de vida, la importancia de culminar sus estudios, la alternativa vocacional y laboral de capacitarse en peluquería, se lo inscribe en una escuela pero su participación se limita por las repercusiones sociales del caso. La situación familiar le generaba angustia, los riesgos que podría correr su familia. Cuando se lo traslada al Servicio Penitenciario provoca una ruptura, al no haberle comunicado, él lo analiza como una traición hacia su persona, al regresar se nota un desgaste físico. Preguntada sobre como impactaría una nueva situación de encierro de acuerdo a la evolución del joven, responde que sugerían cambio de modalidad, porque en su momento podía continuar en su medio, tiene la capacidad y motivación de re insertarse y en el sistema educativo también, se compromete con su tratamiento psicológico, sería contraproducente con todos los avances que ha adquirido, consideramos la medida socioeductativa cumplida, manifestando que no está acabada....".


La licenciada en Trabajo Social (B) Preguntada por el Sr. Juez sobre si al momento de su intervención el informe lo realizó siendo profesional del Nazario Benavidez o del Juzgado Penal de la Niñez y Adolescencia, "responde que del Juzgado. Preguntada por la Defensa sobre que considera grupo familiar contenedor para la situación por la que está pasando Morales, sobre que indicadores observó, responde que su intervención desde el Juzgado es mucho más acotada, concurrió hasta el nuevo domicilio de la familia de Morales, para evaluar las condiciones sociales comunitarias, charló con la madre y hermanas, en el relato de la madre notó la preocupación y la participación de ellos en el proceso en que está involucrado Ángel, notó el compromiso que tiene la familia principalmente la madre, en virtud de eso estableció el cambio de modalidad le parece que es un espacio para cuidarlos proteger la integridad de la familia de Ángel, es una comunidad que tiene características similares a la de la vivienda anterior, actividades parecidas, no se modificó tanto su día a día....".


La licenciada en Psicología, quien ejerce sus funciones en la Dirección de la Niñez: Preguntada por la Defensa sobre cuál fue su intervención específica como psicóloga, sobre qué impresión tuvo en el abordaje respecto al joven Morales, "responde que solo acompañamiento, la trabajadora social tiene acciones más concretas; dentro del abordaje no hizo un trabajo de psicodiagnóstico, no aplicó técnicas, no hizo entrevistas individuales; sí manifiesta que a lo largo del proceso Ángel respondió muy bien a todas las consignas que acordaron, siempre muy predispuesto, cumplió las consignas en tiempo y forma; desde su perspectiva profesional aporta que ellos no abordan la causa especifica por la que ingresan, sino acompañan en el proceso de ejercicio de ciudadanía, en tomar conciencia de que cada una de sus acciones tiene una consecuencia; Ángel se dio cuenta de que había cosas que tenía que mejorar, por ejemplo tener cuidado con los grupos de pares en que se mueve, manifiesta que él ha ido incorporando conceptos de responsabilidad, con respecto a la causa hubo una negación a hablar, él decía "de este tema no hablo, no quiero pensar"....".


La licenciada en Trabajo Social (C) quien ejerce su función en la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia: Preguntada por la Defensa sobre su experiencia en el tema de jóvenes en conflicto con la ley penal, y con respecto a morales sobre que ha ido presenciando en este acompañamiento, "responde que el compromiso y responsabilidad en la aplicación de medidas socioeducativas, fueron realizadas por él, por su familia, con respecto al espacio para hacer un huerta familiar, Ángel limpió el terreno y busco la forma de regadío, ideó el sistema de un canal hacia su casa, él junto con su padre buscaron trozos de manguera; buscó trabajo, se movilizaba él solo, en una cooperativa de semillas, al igual que se inscribió en la escuela, en la capacitación laboral de peluquería, Ángel fue muy responsable y comprometido con la aplicación de las medidas, no tuvo que incentivarlo empujarlo como en el caso de otros jóvenes, anotaba cuando tenía las sesiones, iba en horario, muy respetuoso, higiénico. Preguntada por Defensa sobre si puede considerar que es un ser constructivo para la sociedad, responde que sí, que tiene un proyecto de vida. Preguntada sobre si lo vio desempeñarse en alguna otra área, responde que se integró en un club de ciclistas pero no lo pudo sostener, estuvo muy angustiado, porque manifiesto gran satisfacción en ese deporte, no tenía bicicleta pero iba igual a las reuniones. Preguntada por el Sr. Fiscal sobre cuáles son las medidas socioeducativas, responde educación, comienza el 8 de marzo la escuela secundaria y capacitación laboral; salud, tratamientos en tiempo y forma, va a la sesiones, se toma los medicamentos; trabajo se ha inscripto, actualmente no está trabajando porque comienza en marzo, en el programa jóvenes por más y mejor trabajo; deporte y recreación, empezó en el club de ciclistas y después no pudo sostenerlo. Todo lo cual me autoriza a reducir la pena en la forma prevista para la tentativa.


En cuanto a la especie de pena, tomo en especial consideración la petición de pena de "prisión" efectuada por el Fiscal, petición que me lleva a descartar la posibilidad de aplicación de "reclusión", también prevista por el artículo 80 del Código Penal. En tal sentido debo destacar que el Sr. Agente Fiscal, en cuanto titular de la acción penal, es el que, con su actividad requirente, delimita con sus peticiones (solicitando aplicación de pena o absolución) el ámbito de discrecionalidad residual que el Juez o Tribunal de juicio posee a la hora de decidir para definitiva. Resulta claro que el Sr. Fiscal, al requerir la pena de "prisión" lo hizo claramente dejando de lado la otra alternativa que brinda la calificación legal alrededor de la cual giró todo este proceso, optando por la pena más benigna en consonancia con el principio de "interés superior del niño" que, como ya se dijo, constituye la base inconmovible del sistema especial. En ese orden de ideas y constituyendo, sin dudas, la opción más benigna entre ambas alternativas de sanción me inclinaré por esa especie de pena a la hora de su determinación.-


En lo que respecta al quántum, me inclino por la aplicación de una pena reducida en la forma prevista para la tentativa (art. 44 del CP), teniendo en consideración que la calificación legal sostenida por el Agente Fiscal en su requisitoria, constituye un "concurso ideal" de delitos cuya sanción es idéntica en cada hipótesis (reclusión perpetua o prisión perpetua) y, a la vez, la más grave que prevé nuestro Código Penal.


Por ello, habiendo sido cumplidos los requisitos exigidos por el artículo 4 de la Ley 22.278, en tanto ha sido declarada previamente la responsabilidad penal del imputado (inc. 1º), ha cumplido la edad de 18 años (inc. 2º), y se ha sometido a un tratamiento tutelar, cuyos resultados están contenidos en los diversos informes periciales y los provenientes del Instituto de Régimen Cerrado "Nazario Benavidez" (inc. 3º), las modalidades del hecho, los antecedentes del imputado, el resultado positivo del tratamiento tutelar y la buena impresión del imputado que he recogido a lo largo del presente proceso, me lleva a la conclusión de aplicarle la pena de diez años de prisión, por aplicación del párrafo 3º del artículo 44 del Código Penal, siendo ésta proporcionada a las circunstancias, gravedad del delito, necesidades del joven, como así también necesidades de la sociedad".-


Comentarios