Policiales
Viernes 01 de Diciembre de 2017

Amenazas con arma de fuego, lesiones y un abuso sexual: el calvario de una víctima de violencia de género

Se trata de una joven que padeció todo tipo de golpes y hasta denunció que fue abusada por su ex pareja. Tiene una colección de denuncias por diferentes episodios muy violentos que fueron a parar a diferentes juzgados y comisarías, tiene una restricción perimetral pero nada parece importar. Conocé la historia de Maira.

//Marcela V. Silva

A pesar de que lleva tres años separada del padre de su hija sigue sufriendo violencia de género como el primer día que se fue a vivir con él, el agresor. Maira tiene apenas 26 años y una hija de 6, hace tres años que decidió irse de la casa del hombre que la torturó durante años pero aún perduran los golpes, las amenazas y hasta denunció que fue abusada.


Esta joven, desesperada por los diferentes episodios que vive decidió contar su historia porque tiene miedo de que algún día no pueda hacerlo. Con la voz baja y con la vergüenza que cargan la mayoría de las víctimas de violencia machista fue contando de a poco lo que vivió y sigue padeciendo. "Me golpeó embarazada, me pegó a dos días de haber parido y su madre consentía todo. Es un hombre que me reventó la cara porque se me cayó un huevo al piso" relató a sanjuan8.com.


Maira dijo que en ese momento perdió todo tipo de contacto con su familia y hasta le prohibía que su hija llorara. Según comentó la joven en una oportunidad la arrojó de la moto porque creía que miraba a hombres y en otra le "pego tanto" porque un hombre le "un piropo".

Escuchá la entrevista completa:

Embed


La última paliza que le dio fue el 25 de octubre del 2014. Ella pidió permiso para ir al cumpleaños de su sobrina y eso desató la furia del agresor que llegó a ponerle un cuchillo en el cuello. Ese día Maira se escapó con su hija de apenas un año y corrió descalza hasta llegar a una carnicería, donde pidió ayuda a un patrullero.


Desde ese día todo fue empeorando. "Me bajó de la moto de una piña, me arrastró por la calle, me atropelló, me amenazó con un arma de fuego y hasta abusó de mí" relató con lágrimas en sus ojos.


"No es fácil estar acá sentada contando lo que me pasa, pero ya no sabemos qué hacer para evitar esto" dijo Maira. El presunto golpeador, Nicolás Adorno (28) a pesar de tener una restricción perimetral prácticamente hace lo que quiere con Maira; su hermano, madre y novia también su sumaron a las agresiones que recibe la joven cuando se los cruza por la calle.


La última denuncia fue hace dos días cuando el hermano la golpeó y por defenderse con un gas pimienta no le recibieron la presentación, por lo que también inició una denuncia contra un oficial de la Comisaría 1ª por omitir la orden que prohíbe que tanto su ex como su hermano se le acerquen.


Maira lleva alrededor de 13 denuncias que se tramitan en seis juzgados diferentes (Primer Juzgado de Menores, Segundo Juzgado de Familia, Primer Juzgado Penal de Menores, Quinto Juzgado Correccional, Segundo Correccional y Segundo de Falta) y a pesar de la variedad de las presentaciones su ex, Nicolás Adorno jamás fue detenido.


"¿Por qué tengo que seguir padeciendo esto? ¿Por qué nunca lo detienen? ¿Qué esperan que pase?" Son las preguntas que nos hizo Maira y de las cuales no tenemos respuesta. Esta joven recibe asesoramiento del área de la Mujer de Chimbas y son quienes llevan el caso de Maira desde un primer momento. Por ahora, esta mujer solo pide justicia y espera poder caminar libre y ser feliz.


Si sos víctima de violencia de género podés pedir ayuda al 144 o a la comisaría más cercana.

Comentarios