Policiales
Viernes 30 de Marzo de 2018

Allanaron cuatro domicilios en busca del prófugo que inició la balacera en Pocito

Los efectivos de la Policía de San Juan están tras los rastros de Alberto Galván, el presunto autor de los disparos que recibieron una nena en la cabeza y un nene en su pierna. La pequeña está en coma y pelea por su vida.

// Por Bárbara Ardanaz


Los efectivos de la Policía de San Juan están tras los rastros de Alberto Galván (29), quien presuntamente efectuó los disparos en el barrio Medalla Milagrosa los cuales dieron en dos niños y uno de ellos hoy lucha por su vida. Realizaron cuatro allanamientos hasta el momento y sigue la intensa búsqueda.


Fuentes policiales informaron a sanjuan8.com que desde que se produjo el hecho hasta el momento realizaron cuatro operativos en domicilios de Rawson y Pocito para dar con el autor de la balacera. Si bien no fueron positivos, las pistas marcaron caminos a seguir en la investigación.



Por otro lado, continúa la custodia policial en el barrio donde se originó el enfrentamiento. Un grupo de contención trabaja en la zona para calmar la tensión y vigilar si el implicado retorna a su vivienda.


Origen del caos


Todo ocurrió en la tarde del jueves, cuando Galván le recriminó a un joven de 17 años, apodado "Bubu", de contextura robusta, que le devolviera unas máquinas que eran de su propiedad. Según fuentes policiales, se trataba de una soldadora y una amoladora que pertenecían al malviviente y, por razones que se desconocen, las tenía el joven.


En ese momento se generó la trifulca y ambos se trenzaron a piñas hasta que Galván logró zafarse y salió corriendo hacia su casa. Lo que sucedió después fue completamente inesperado para el rival y los vecinos: el implicado salió de la vivienda con un arma tumbera a los tiros, sin medir que habían niños jugando en el barrio.


Dos de esas balas alcanzaron a dos pequeños de 4 y 7 años. El nene –de apellido Carbajal- recibió el impacto en el tobillo y aparentemente no tuvo profundidad la herida. Fue atendido en el hospital de Pocito y está fuera de peligro. La nena no corrió con la misma suerte y su estado es grave.


La peque lucha por su vida


Evelyn Luna recibió el disparo del malviviente en la frente y la bala quedó alojada en su cabecita. En un auto particular la trasladaron al Servicio de Urgencias del hospital Guillermo Rawson, donde fue intervenida quirúrgicamente. "La bala le dio en una arteria en el cerebro y la parte izquierda del mismo está dañada", explicó a sanjuan8.com su padre, Martín Luna.



Si bien deben esperar 72 horas para ver la evolución de la pequeña a partir de la cirugía, el pronóstico de los doctores no es alentador. Es que, si supera este complejo estado de gravedad, la nena podría quedar con secuelas en su memoria, motricidad y habla. Sin embargo, con trabajo y paciencia son habilidades que se pueden recuperar con el tiempo.


La niña está en Terapia Intensiva del hospital de Niños Juan Carlos Navarro, en coma farmacológico, con respirador artificial, calmantes y siendo alimentada por sonda.


"El que le disparó pasó con su moto por al lado de ella, que estaba tirada en el piso, muriéndose y se dio a la fuga, no le importó nada. Ahora no tengo palabras, sólo pienso en Evelyn, quiero que salga de esto", finalizó su padre, con la voz entrecortada.


Comentarios