Comscore

ESPECTÁCULOS

¡Pobre Roly! Levantó por Tinder, pero creyeron que era un impostor

La última actuación de Rolando Roly Serrano en El Marginal interpretando al Sapo Quiroga causó sensación en todo el público argentino. Es que al ser el "capo" de la cárcel de San Onofre cautivó a todos los fans de la serie de Sebastián Ortega. Sin embargo, lograr popularidad no a todos les resultó un buen método para probar suerte en el amor a través de las nuevas aplicaciones para conocer a otras personas.

Este sábado, Roly fue uno de los invitados a PH, Podemos Hablar, y contó sobre una particular experiencia en Tinder, una de las aplicaciones más populares para conseguir pareja y contó la pésima experiencia que vivió cuando dos de sus amigos le recomendaron hacer uso de la red social de citas.

"Yo estaba con Nicolás Riera y Diego Ramos en Mar del Plata comiendo y los dos estaban viendo el celular todo el tiempo y les digo: 'vamos chicos déjense de joder con el celular, mírenme a la cara, charlemos' y ellos me responden: 'bancá que estamos en Tinder, ¿vos no tenés Tinder, está lleno de minas', me dice 'Tacho'. Entonces les entregué mi teléfono", contó el actor.

"Yo que estaba más sólo que el cero y les digo 'bueno dale anotame'. Me registraron, me subieron una foto de google. Comimos, ellos estaban mirando la pantalla todo el tiempo y en un momento se abre una ventanita -yo había puesto promedio 38 y 50- pero la muchacha no era mi target. Se la veía un poco más grande de lo que decía en su edad", explicó en su relato.

"Luego aparece una que era una diosa absoluta, de 40 años, miro y tenía varias fotos lindas, era muy linda mujer. Dije 'ya está...'". Y la conversación comenzó, aunque todo no fluyó como Roly Serrano esperaba: la mujer, que se encontraba a 50 cuadras de distancia-según reflejaba la aplicación- no le creía que en realidad se trataba de él, y pensó que era alguien que se hacía pasar por el actor.

"Después hablamos, y ella no me creía que era yo. Me dice 'No sos vos'. Si, soy yo le decía. Y me dice 'Vos debés ser un pelotudo, un 'onanista'... Sos un cagón, te cagás en las patas, debés ser un horrible... y ponés la cara de ese señor que es un caballero", agregó el reconocido artista sobre esta particular situación,

Y reflexionó sobre cómo terminó aquella noche, haciendo un análisis de lo que "se perdió" esta mujer que no le creyó su perfil: "No sabés la que te perdiste pensaba yo... soy el oso mimoso. Terminé con Diego Ramos la noche...". Y finalmente ese encuentro nunca se pudo concretar.


Fuente: infobae