San Juan 8 > Información General

Planean avanzar en una reforma policial en Santa Fe

 Lo anticipó a UNO el vice gobernador Jorge Henn en el marco de la emergencia en materia de seguridad.

Guillermo Achrich

Diario UNO Santa Fe

Te puede interesar...

“Claramente digo que se equivocan los sectores de la oposición si pretenden conseguir algún rédito político en un tema como la inseguridad”. Con esa frase el vicegobernador Jorge Henn pidió a un sector del peronismo que no utilice el año electoral para hacer críticas y pedidos efectistas cuando el problema de la alta criminalidad no se resuelve de un día para el otro.

En diálogo con Diario UNO, el dirigente radical dejó en claro que en la cuestión de seguridad el Estado santafesino está tratando de mantener dos lógicas: separar lo urgente de lo importante. Esa diferencia divide a los temas estructurales propios, “como la reforma de la Policía” y “mayores grados de inversión”, de los aspectos correlativos y también importantes “que tienen que ver con la sociedad en la que vivimos”.

“Si vivimos en una sociedad que excluye, si vivimos en una sociedad como la Argentina donde tenemos alrededor de un millón de jóvenes que hoy no trabajan ni estudian, los Ni Ni, es muy difícil pensar que esos jóvenes no sean vulnerables a problemáticas que hoy están muy instaladas”, añadió Henn.

“En los 90 no hubo estadistas –continuó en su análisis–. En los 90 estábamos pensando en otra cosa, con una mirada cortoplacista, hoy tenemos los jóvenes de esos años 90, y es muy difícil revertir determinados comportamientos. Por eso, lo peor que uno puede hacer es dar una respuesta fácil frente a un problema complejo”.

En ese contexto general, el vicegobernador considera que está vigente una ley de emergencia en seguridad –“producida en el Senado, acompañada por Diputados y enriquecida por el Poder Ejecutivo con los vetos propositivos”– que es una “herramienta” indispensable para afrontar cambios estructurales en la materia.

Entonces, así como una parte del justicialismo desarrolló varios aspectos de la mencionada ley para otorgar más facultades al gobierno en el combate al delito, también Henn cree que otro sector opositor buscar sacar rédito político de los últimos acontecimientos criminales que se produjeron principalmente en Rosario. A ellos, les pidió mesura y cambiar la estrategia.

Mayor participación

Respecto a la emergencia en seguridad, indicó: “Se trata de una herramienta que nos permite reformar la estructura policial generando unidades más pequeñas, más gobernables. Es imposible gobernar a toda la Policía, y eso significa que van a haber varios jefes policiales. Esos cambios se van a hacer como las verdaderas reformas, en tiempo, en forma y consensuadamente”.

“Una segunda cuestión es que habrá una mayor participación de la gente en la designación de los comisarios, esto también está previsto en la nueva ley de emergencia; y un rol protagónico de los actores locales, de los municipios, porque si bien éstos no tienen a su cargo la Policía los intendentes son los responsables políticos y muchas veces se tienen que hacer cargo de las demandas ciudadanas”.

Otro ítem en el que se avanzará es centralizar en el Ministerio de Seguridad de la provincia la conducción operativa de algunas áreas que hoy están a cargo de la propia Policía, por ejemplo, la inteligencia criminal y el manejo del conjunto de los recursos económicos. Eso se enmarca en la idea de mejorar los controles y no dejar en manos de las fuerzas algunos bolsones de discrecionalidad funcional.

“Pero además, en la ley de emergencia se crea un fondo especial (constituido por el 10 por ciento de lo recaudado por el impuesto de Sellos en Módulos Tributarios a cuyo efecto su valor unitario se establece en pesos 10 centavos) que es de alrededor de 80 millones de pesos para la cuestión de la infraestructura policial. Para dar una idea de lo que ese dinero representa, se trata del doble de lo invertido el año pasado en la compra de móviles”, remarcó el también presidente de la Cámara alta.

“Queremos transformar a la policía en una estructura más democrática, más cercana con la gente. Y eso es una cosa que lleva su tiempo. Hoy existe capacitación, con una formación de dos años, y estamos haciendo hincapié en todo eso. Tampoco queremos estigmatizar las fuerzas policiales y entonces no vamos a separar a agentes y comisarios si no existe semiplena prueba de que cometieron delitos”, acotó.

—Pero hay sectores de la oposición que volvieron a reclamar el apartamiento de cualquier policía que tenga una denuncia en su contra. Aún sin que se conozca el resultado de una investigación.

—No se puede ser efectista con cuestiones que tienen que ver con problemas complejos. La inseguridad es un problema nacional, incluso la semana pasada hubo un triple crimen en la provincia de Buenos Aires de tres jóvenes. En tiempos de la crisis por el caso Tognoli y todo ese bastardeo por parte de algunos referentes del Gobierno Nacional tenía la sensación de que no estaban preocupados realmente por reformar la policía sino de sacar algún costo político en contra del Ejecutivo santafesino.

“Claramente digo que se equivocan los sectores de la oposición si pretenden conseguir algún rédito político en un tema como la inseguridad, que es un problema muy oscuro, que genera una gran cantidad de daños a la gente. También tengo la sensación de que algunos diputados, sólo algunos, cuando parece que las cosas están mal sienten como un placer. Y eso no significa que desconozcamos que falta hacer muchas cosas”, se quejó Henn.

“Por lo pronto –aclaró–, nosotros damos cuenta de las reformas que se hicieron en otras áreas del gobierno que son verdaderamente revolucionarias, porque en la historia de Santa Fe va a quedar un hito con la revolución del sistema de salud, lo mismo con el sistema de descentralización, con el sistema docente en cuanto a los salarios”.

“De todas maneras, sabemos que hay mucho por hacer y estamos poniendo la cara, pero les pedimos respetuosamente a ciertos dirigentes del peronismo que saquemos algunos temas de la agenda electoral, y la inseguridad es uno de ellos. Tenemos que demostrar en ese y en otros temas capacidad de consenso”, concluyó.

Madurez institucional

Por otra parte, Jorge Henn también aprovechó el diálogo con Diario UNO para señalar que la cuestión de la seguridad también puede servir para encontrar una gimnasia política que sirva para llegar a acuerdos y consensos en otros temas.

Por caso, el vicegobernador indicó que están avanzadas las negociaciones con los senadores del PJ para tratar de aprobar un pedido de endeudamiento de 500 millones de dólares. Ese dinero tendrá por finalidad hacer obras de infraestructura en todo el territorio santafesino. “Que se queden tranquilos algunos diputados del justicialismo, ninguna de estas obras las va a inaugurar el gobernador Bonfatti. Entonces que no se preocupen por el rédito político”, disparó Henn.

“Espero que 2013 sea un año donde se profundice el diálogo y la política de grandes acuerdos porque significa que así se obtendrán beneficios para todos los santafesinos. Creo que hay suficiente madurez política e institucional para hacer el esfuerzo”, finalizó.