San Juan 8 > País

Pidieron la renuncia de Alak por organizar un asado en la ex ESMA

El ministro de Justicia de la Nación reunió a todos los empleados judiciales para realizar una "choriceada" en ese espacio. La asociación de Ex Detenidos Desaparecidos y la oposición exigieron la dimisión del funcionario: "Este despreciable asado constituye un ultraje a la memoria", explicaron.

Ex detenidos en la Escuela Mecánica de la Armada (ESMA) exigieron la dimisión del ministro de Justicia Julio Alak, por haber organizado un asado en ese recinto, consagrado como un espacio para la memoria.

Te puede interesar...

El presidente de la asociación Ex Detenidos Desaparecidos, Carlos Gregorio Lordkipanidse, indicó que Alak cometió "un error de carácter fundamental" y "tiene que renunciar" por haber faltado al respeto de quienes perdieron la vida y fueron torturados en la ESMA.

Lordkipanidse estuvo retenido y fue torturado entre 1978 y 1979 en esa cárcel clandestina, en la que también estuvieron cautivos su mujer y su hijo, que tenía sólo tres semanas en el momento de su detención.

Las críticas de Lordkipanidse se suman a las de la organización Herman@s de Desaparecidos por la Verdad y la Justicia, que expresó su "indignación" por el festejo encabezado por Alak.

"Este despreciable asado constituye un ultraje a la memoria y una ignominiosa afrenta a los familiares, quienes siguen preguntándose sobre el destino de sus seres queridos", dijo la organización a través de un comunicado.

La polémica celebración tuvo lugar el pasado 27 de diciembre, con motivo de la presentación del Plan Estratégico 2012-2015 del Ministerio de Justicia, a la que asistieron decenas de empleados judiciales.

Alak defendió la "choriceada" al alegar que "acciones como estas permiten resignificar este espacio que, durante el terrorismo de Estado, funcionó como centro clandestino de detención tortura y exterminio".

Repudio de la oposición

La diputada Margarita Stolbizer, del Frente Amplio Progresista, y el senador radical Ernesto Sanz repudiaron la actitud del ministro Alak.

Stolbizer se preguntó "qué esperan para echar a patadas" al funcionario, y consideró que el ministro no tuvo "verguenza" al participar de esa celebración y, con ironía, advirtió que en cuanto el vicepresidente Amado Boudou o la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, salgan a apoyar a Alak "naufraga el proyecto nacional y popular".

A través de su cuenta de Twitter, Stolbizer escribió textualmente: "Que esperan para echar de patadas a Alak??? Sin verguenza!!!en cuanto salgan Boudou y Bonafini a bancarlo naufraga proy nac and pop".

Ernesto Sanz se sumó a las voces que condenaron el asado y evaluó que ese gesto demuestra que para el kirchnerismo los derechos humanos "son una excusa, no una convicción".

"El asado de Alak no es más que una confirmación: Para el kirchnerismo los derechos humanos son una excusa, no una convicción", posteó Sanz desde su cuenta de la red social Twitter.

Por su parte, la página web espaciomemoria.ar reflejó la actividad que cumplió el 27 de diciembre el ministro de Justicia en el espacio Memoria y Derechos Humanos (ex-ESMA), aunque sin hacer referencia al asado y al brindis que denunciara ayer la organización defensora de los derechos humanos.

No obstante, el relato de la página señala, tal como que en la ocasión estuvo presente "todo el gabinete de la cartera judicial y de más de dos mil trabajadores".

Según espaciomemoria.ar en la ocasión el ministro Alak "presentó el Plan Estratégico 2012-2015, con los desafíos y objetivos específicos de la gestión del ministerio para los próximos años".

En su discurso de balance, el funcionario embistió una vez más contra el Poder Judicial, en la línea que la presidenta de la Nación viene desplegando desde el acto del 9 de diciembre: "Es el único cuyos gobernantes no son elegidos por el pueblo", enfatizó.

Alak advirtió también que a "los poderes económico y mediático, que ejercen presión sobre la Justicia, sólo se le puede oponer el poder popular que es el que garantiza el ejercicio democrático”.

En el encuentro estuvieron presentes el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda; el secretario de Justicia de la Nación, Julián Álvarez; y el representante de la Secretaría de Derechos Humanos en el Espacio Memoria (ex ESMA), Carlos Pisoni, entre otras autoridades.

El propio Pisoni agradeció que la presentación del Plan Estratégico del ministerio de Justicia se realizara en se lugar, ya que "acciones como estas permiten resignificar este espacio que, durante el terrorismo de Estado, funcionó como centro clandestino de detención tortura y exterminio".

"Un lugar que, después de años de horror, tortura y muerte, Néstor Kirchner entregó al pueblo argentino para llenarlo de vida", añadió.

Fuente: eldia.com.ar