San Juan 8 > Repsol

Perú prohibió a Repsol la carga y descarga de crudo tras el derrame

El derrame ocurrió el 15 de enero mientras el buque tanque italiano "Mare Doricum" descargaba en la refinería de La Pampilla.

El gobierno del Perú ordenó a la empresa Repsol, responsable del derrame de casi 12.000 barriles de petróleo crudo en el mar, que paralice la carga y descarga de hidrocarburos en buques, anunciaron hoy fuentes oficiales.

"Se ha dictado la paralización de cargas y descargas de hidrocarburos en el mar peruano de parte del operador Repsol", dijo el ministro del Ambiente peruano, Rubén Ramírez.

Además precisó que la empresa no podrá retomar estas actividades "hasta que se brinden garantías técnicas de que no se va a producir otro daño en el mar de los peruanos", informó la agencia AFP.

El derrame ocurrió el 15 de enero mientras el buque tanque italiano "Mare Doricum" descargaba en la refinería de La Pampilla, propiedad de Repsol, en la zona de Ventanilla, 30 km al norte de Lima.

El hecho fue calificado como "desastre ecológico" por el gobierno local, y la compañía atribuyó el hecho a la erupción volcánica en Tonga.

La mancha negra de crudo fue arrastrada por las corrientes marinas hacia el norte hasta unos 140 km de la refinería, según la fiscalía.

Asimismo dejó sin poder trabajar a cientos de pescadores artesanales.

El viernes, la justicia peruana prohibió salir del país por 18 meses a cuatro directivos de la petrolera española Repsol (un español y tres peruanos) y ordenó la "incautación" del buque tanque involucrado, que permanece fondeado a seis millas del puerto del Callao.

"La compañía no ha presentado acciones claras de limpieza ni remediación frente a lo ya sucedido", indicó el ministro Ramírez.

"Repsol no ha dado las certezas que pueda afrontar un nuevo derrame en las otras tres líneas de carga y descarga que vienen operando en el país", agregó.

Actualmente cientos de brigadistas, entre ellos personal contratado por Repsol, militares y voluntarios, están limpiando una veintena de playas de la costa central de Perú tras el derrame.

Por otro lado, la petrolera destacó este lunes que "usa la tecnología satelital más avanzada y herramientas de inteligencia artificial para monitorear el progreso de las labores de limpieza" en la costa peruana, reportó AFP.

El crudo derramado causó la muerte de aves y peces, y afectó 21 playas, según el Ministerio de Salud peruano.

FUENTE: Télam