Comscore

OVACIÓN

Pateó un penal con mucha fuerza y rompió la iluminación del estadio

El arquero del Nuneaton Borough -un equipo de la séptima división de Inglaterra, Tony Breeden pateó un penal con mucha fuerza y rompió la iluminación del estadio, que casi se queda sin luz.
Breeden le pega con mucha potencia de zurda y suele hacerse cargo de los penales. El hecho se produjo este sábado, cuando el guardavallas se hizo cargo del remate desde los doce pasos contra Stratford Town.A los 15' del complemento de la segunda parte, Breeden envió su remate por arriba del travesaño y la pelota dio en una de las lámparas del techo de la popular e hizo que se desprendiera.El arquero se lo tomó con humor y hasta publicó un tuit con la imagen de Homero Simpson escondiéndose entre los arbustos de la vergüenza.El equipo de Breeden ganó 2-0 y el segundo tanto fue de penal, pero no lo pateó Tony.