San Juan 8 > Biden

Parlamento turco rechazó el reconocimiento de Biden al genocidio armenio

El Parlamento de Turquía condenó hoy el reciente reconocimiento al genocidio armenio hecho por el presidente estadounidense.

El Parlamento de Turquía condenó hoy el reciente reconocimiento al genocidio armenio hecho por el presidente estadounidense, Joe Biden, quien calificó así la muerte de más de un millón de armenios a manos del imperio Otomano a partir de 1915, algo que para los legisladores turcos tendrá un impacto negativo en las relaciones turco-estadounidenses.

"Condenamos enérgicamente la declaración de Biden sobre los sucesos de 1915, que contiene las tesis del lobby armenio, y rechazamos esa difamación infundada, que no tiene más sentido que falsificar la historia por motivos políticos. El presidente de Estados Unidos no tiene ningún derecho jurídico ni moral de expresar su veredicto sobre temas históricos, su declaración no tiene validez legal", destaca la resolución del Parlamento.

En el texto, los congresistas instan, asimismo, al líder norteamericano a reconsiderar "esa declaración errónea, que no es compatible con los hechos históricos (...) y tendrá de manera inevitable un impacto negativo en las relaciones bilaterales", reportó la agencia de noticias rusa Sputnik.

Al mismo tiempo, solicitaron a Biden apoyar "los esfuerzos para garantizar la vida en condiciones de paz, estabilidad y confianza de los pueblos de la región, especialmente de los turcos y los armenios".

El mandatario estadounidense fue el primero en reconocer oficialmente como genocidio las masacres de armenios efectuadas por los otomanos en la Primera Guerra Mundial, al conmemorar el pasado sábado el 106º aniversario de esa política coordinada de matanzas, persecución y limpieza étnica.

En respuesta, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, expresó su tristeza por la iniciativa, pero a su vez afirmó que su reunión con Biden en junio, al margen de la cumbre de la OTAN en Bruselas, abrirá una nueva página en las relaciones bilaterales.

La comunidad armenia en el Imperio Otomano sufrió a finales del siglo XIX y comienzos del XX unas violentas persecuciones que alcanzaron su punto culminante en 1915, derivando en la matanza de un millón y medio de personas, incluidos civiles, mujeres y niños.

Armenia insiste en que la comunidad internacional reconozca el genocidio, algo que han hecho hasta ahora la mayoría de los países en el continente americano y Europa, mientras Turquía rechaza ese término, alegando que tanto armenios como turcos resultaron víctimas de aquellas matanzas.

FUENTE: Télam