San Juan 8 > País

Para el Gobierno nacional el paro tuvo un acatamiento del 20%

El ministro Tomada le restó importancia a la medida de fuerza. Ottros dirigentes K acusaron de extorsión a los gremios que lo convocaron.

El Ejecutivo ensayó el mismo camino que usó la última vez para reaccionar al paro convocado por el sindicalismo opositor: en la previa le endilgó una motivación política, que esta vez sazonó con el condimento electoral; por la mañana retomó el argumento y le sumó el factor extorsivo; ya por la tarde minimizó su importancia y le atribuyó el impacto al sector del transporte, en detrimento de las CGT de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo.

El planteo que sostenía que el paro respondía a cuestiones políticas lo agitaron ministros en los últimos días y por la mañana lo repitió el jefe de Gabinete. Aníbal Fernández denunció que los gremialistas que se pusieron al frente de la protesta buscaban generar "zozobra" al "frenar la actividad del área metropolitana".

Te puede interesar...

Más tarde fue el turno del ministro del Interior, Florencio Randazzo, quien fustigó la medida por Twitter: "Los dirigentes sindicales opositores decretaron la prisión domiciliaria de millones de argentinos. Vengo diciendo que hay dirigentes sindicales que son parte del problema, no de la solución".

Según el precandidato presidencial, "este gobierno es el que más hizo por los trabajadores, y estos dirigentes sindicales son los que más han hecho pero en contra de los laburantes".

El titular de la cartera de Trabajo, Carlos Tomada, fue el encargado de restar trascendencia a la huelga. Se la endosó a "unos pocos dirigentes" a los que acusó de poner "palos en la rueda" y luego evaluó que fue un "contundente fracaso".

"Fue un paro de transporte de cargas y pasajeros con algún impacto en otros sectores.Querer venderlo como un paro general es pretender hacer ver que los trabajadores paran contra el Gobierno y no es así", dijo en declaraciones al canal C5N. Para Tomada, sólo el 20% no fue a trabajar, e incluyó en esa cifra a quienes no pudieron llegar a sus lugares de empleos por razones de fuerza mayor.

En cuanto a los reclamos que conformaban la consigna de la protesta, cuestionó que el grueso de los sindicatos que llamaron a parar no empezaron aún las negociaciones colectivas, por lo que ironizó sobre el carácter "preventivo" de la medida. Y sobre el pedido para que se modifique el impuesto a las Ganancias, consideró suficientes las reformas instrumentadas meses atrás.

Entre las voces que sumaron sus críticas al paro se contó la del gobernador bonaerense y precandidato presidencial Daniel Scioli. "Es un día triste y amargo, no deben anteponerse cuestiones políticas sobre el interés nacional", dijo.

Como si intentara también quitar crédito a la convocatoria sindical, Scioli apuntó también contra los "piquetes irresponsables que están bloqueando el derecho a trabajo". Los cortes fueron realizados por partidos y agrupaciones de izquierda, y ya han sido objetados por quienes decretaron el paro.

"Entendemos todos y respetamos de la Constitución el derecho a huelga, pero hay algo que tiene que estar por arriba de todo eso. Hoy el país necesita de la responsabilidad social, del reconocimiento a políticas que está llevando adelante nuestra Presidenta de la Nación con mucho esfuerzo, que tiene la autoridad de cara a los trabajadores y a las organizaciones gremiales para mostrar los seis millones de puestos de trabajo que se han generado", concluyó, apegado al libreto de neto corte kirchnersita que guiona sus pronunciamientos en tiempos de campaña.

Otros dirigentes del oficialismo que "jugarán" en las elecciones y hablaron del tema fueron Julián Domínguez y Agustín Rossi. El presidente de la Cámara de Diputados y precandidato a gobernador de la Provincia señaló que "no hace falta parar un país para obtener un derecho" y afirmó: "Este tipo de protestas no aportan ningún tipo de solución". El ministro de Defensa, quien buscará volver al Congreso en los comicios santafesinos, denunció que con el paro "no están defendiendo a los trabajadores, sino a posiciones políticas".

Fuente: Infobae