País
Domingo 15 de Octubre de 2017

Una historia repetida: el paso a Chile sigue colapsado con más de siete horas de demora

La situación más complicada se registró al mediodía del sábado. Para descomprimir, se produjeron cortes en la ruta a Chile, lo que provocó algunos accidentes, sin lesionados

Cruzar a Chile es, una vez más, una verdadera odisea. En este caso por el apuro de muchos de llegar a tiempo al recital de U2, durante la mañana del sábado hubo hasta 7 horas de demora, pese a que los complejos operaron al máximo de sus capacidades.

Si el viernes había sido difícil y tedioso, con demoras de más de 5 horas, ayer fue realmente una pesadilla. Cientos de vehículos se agolparon a lo largo de la ruta 7 y al llegar al Complejo Los Libertadores, en el ingreso a Chile, se produjo el colapso para hacer los trámites. Este domingo la situación es similar.

Las autoridades informaron que debido al elevado tránsito, en particular de colectivos, la atención en los complejos sufriría demoras. Esto a pesar de que todas las cabinas y el personal de los mismos estaba en actividad.

Un nuevo comunicado aseguró -hace algunas horas- que el Complejo Los Libertadores se encontraba colmado en su capacidad y que para descomprimir el tránsito se comenzaban a efectuar cortes transitorios en la ruta de alta montaña.

Producto de las largas filas se empezaron a suceder una serie de choques, que aunque no fueron de gravedad, ya que se registraron entre vehículos que avanzaban y frenaban constantemente, complicaron aún más la situación en la ruta.

Recién pasadas las 16 de ayer se empezó a descongestionar el complejo fronterizo, que a esa altura solamente reportaba 80 autos en fila en la entrada a Chile y poco más de una hora y media de espera para concretar el papeleo. A las 18, el tránsito ya era fluido, sin filas y con sólo unos pocos autos cruzando la frontera. Esperan a 40 mil personas