Comscore

PAÍS

Tres médicos se contagiaron en una capacitación sobre COVID-19

Fue durante un entrenamiento para el uso correcto de elementos de protección, pero compartieron una máscara y un camisolín. Cuatro integrantes del personal fueron aislados.

Tres médicos del Instituto de Oncología Ángel Roffo, ubicado en el barrio porteño de Villa Devoto, dieron positivo en el test de coronavirus luego de participar de una capacitación en el área de febriles sobre el uso correcto de los elementos de protección. Otros cuatro profesionales de la salud fueron aislados por prevención.

El Director del centro de salud, Dr. Alfredo D’Ortencio, le confirmó a TN.com.ar que se trata de personal de las áreas de infectología, ginecología, neuroncología y hematología que compartió este entrenamiento. De los tres infectados, la autoridad del Roffo aseguró que "todos se encuentran asintomáticos".

El taller se dictó el viernes 17 de abril y participaron seis médicos. Según pudo reconstruir TN.com.ar en base a fuentes del Instituto, durante el curso debieron realizar la práctica con la misma máscara, cofia y camisolín. La fuente consultada, que pidió estricta reserva, indicó a este medio que compartieron los equipos de protección ya que había un solo kit y afirmó que la falta de elementos para realizar el taller podría haber facilitado el contagio. Al ser consultado respecto, el director de la institución afirmó: "Estas cosas pasan, no generemos alarma".

El Instituto explicó mediante un comunicado ante la consulta de TN.com.ar que durante ese fin de semana uno de los participantes de la capacitación desarrolló fiebre y tos, y fue internado en el Sanatorio Finochietto. Al tomar conocimiento de esto, se le recomendó a todos los contactos estrechos que se aislaran en sus casas, entre ellos estaban los cinco médicos que habían estado con él.

El doctor internado, según el informe oficial del centro de salud, tuvo dos hisopados negativos y evolucionó favorablemente, por lo que fue dado de alta el viernes 24. Ese mismo día, se le realizó el test para Covid-19 a los médicos que habían estado con él, pese a que no presentaban síntomas y tres de ellos dieron positivo. Los otros dos arrojaron resultado negativo, pero resolvieron que quedaran aislados por prevención. "Se esperó una semana que es el tiempo recomendado por las autoridades sanitarias para evitar los falsos negativos", aclararon en el documento del Instituto.

"Ninguno tuvo contacto con pacientes", afirmó D’Ortencio, ya que después del taller se fueron a sus casas y luego permanecieron en sus casas. Tras este resultado, volvieron a revisar los contactos estrechos que pudieran haber tenido estos médicos en el hospital. En base a ello, determinaron que una enfermera de Ginecología y una médica de otro servicio entraran también en aislamiento preventivo.

El Director del Roffo aseguró que esta experiencia "les sirvió para perfeccionarse" y contó que se tomaron tres nuevas determinaciones: medirle el PCR a todo aquel que vaya a entrar al quirófano o a iniciar un tratamiento oncológico, tomar la temperatura a todo el personal cuando ingrese a la institución, algo que solo se hacía con los pacientes, y seguir comprando insumos para la protección de todo el personal.

Fuente: TN