Comscore

PAÍS

Ricardo Bussi, contra la ley Micaela: "No conozco casos de asesinatos por el hecho de ser mujer"

El legislador tucumano cuestionó la iniciativa que obliga a los funcionarios de los tres poderes a capacitarse contra la violencia de género. Consideró que tiene "tinte ideológico feminista".

Ricardo Bussi hizo polémicas declaraciones contra la Ley Micaela. "El hombre y la mujer no son iguales, no conozco casos de asesinatos por el hecho de ser mujer", dijo el legislador provincial de Tucumán, presidente del Bloque Fuerza Republicana.

Se trata de la norma que obliga a todas las personas que trabajan en los tres poderes del Estado a recibir capacitaciones en temas de género y violencia contra las mujeres.

El legislador es hijo del represor y exgobernador de Tucumán Antonio Bussi, que fue juzgado y condenado por delitos de lesa humanidad en esa provincia, y que murió en 2011.

Planteó una alternativa para luchar contra la violencia de género en la provincia. "Queremos combatir la violencia contra la mujer, la familia y los niños, pero con una norma que no tenga tinte ideológico como la Ley Micaela, que está abordada desde un punto de vista feminista", opinó.

Dijo que impulsa una iniciativa "séptica, que trate la violencia sin ninguna ideología por detrás". "No conozco casos de asesinatos por la condición de mujer. Conozco hombres que han asesinado mujeres por celos, por envidia, por depresión, por drogas, pero por el hecho de ser mujer... no conozco ningún homicidio", afirmó en diálogo con FM Futurorock.

Planteó que "el hombre y la mujer no son iguales, son distintos y complementarios". "Ninguno es más que el otro, son desiguales. De hecho, el hombre se jubila a una edad distinta que la mujer", dijo.

Calificó al feminismo como "una ideología que explica la realidad actual desde una perspectiva sesgada, parcial, que es concebir la violencia desde un supuesto patriarcado, una supuesta superioridad del hombre sobre la mujer".

Dijo que quieren atacar "la violencia como tal, desde todas las perspectivas, no desde las modas contemporáneas como el feminismo". "Antes del feminismo había otras corrientes. El país funcionaba antes de que venga la moda del feminismo, que nació hace seis años", consideró.

Consultado sobre la gran cantidad de femicidios que se produjeron en el país, respondió: "La violencia está mal en sí misma, es reprimida por el Código Penal desde los orígenes de la organización institucional".

Con polémica, dijo que el feminismo "apareció hace cuatro días" y que la violencia "debe abordarse desde un punto de vista más abarcativo, teniendo en cuenta todas las perspectivas".

Propuso una capacitación contra la violencia "no desde el punto de vista de género como lo plantea el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad". "Queremos una ley que elimine de la sociedad todo tipo de violencia. Eso del femicidio y de todas las ideologías que están hoy en boga nos parece extraño a nuestra sociedad", dijo.

La Ley Micaela se sancionó en diciembre de 2018 y Tucumán es la única provincia que no se adhirió a la norma. Establece la capacitación obligatoria en género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñan en los tres poderes del Estado. Lleva ese nombre por Micaela García, la joven que fue atacada, violada y asesinada en abril de 2016 por Sebastián Wagner en Gualeguay, Entre Ríos.