Comscore

APERTURA DE SESIONES

"No más jueces amigos": cómo es la reforma judicial y de la AFI que anunció Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández anunció que enviará al Congreso el proyecto de reforma de la Justicia Federal con un duro discurso ante la Asamblea Legislativa en el que acusó a los jueces federales de actuar con “discrecionalidad” y como un “oligopolio” para “reemplazar a las normas del derecho".

Fernández le reclamó a la Corte Suprema “optimizar el funcionamiento, repensando el alcance del recurso extraordinario, mejorar el Consejo de la Magistratura, instaurar el juicio por jurados, modernizar el Código Penal y fortalecer el rol del Ministerio Público”.

Así, en medio de la polémica por la reforma del sistema de jubilaciones especiales, con críticas al actual funcionamiento del sistema judicial, Fernández inauguró el 138° período de sesiones ordinarias de la Asamblea Legislativa con el objetivo según dijo, de “terminar para siempre con la manipulación de los sorteos que un grupo oligopólico de jueces federales ha permitido".

Sostuvo que "los problemas de Argentina no se resuelven con menos justicia sino con más y mejor justicia", al anunciar el envío de un proyecto de reforma judicial.

Al promediar su discurso de poco más de una hora, Fernández anunció que "en el ámbito de la Justicia en lo Contencioso Administrativa de Capital Federal vamos a profundizar transformaciones con la unificación de recursos", para "optimizar los recursos de la Justicia".

"Queremos desterrar componendas del poder político y judicial", destacó el mandatario y agregó: "Vengo a ponerle fin a la utilización de la Justicia y al nombramiento de jueces amigos".

"Propiciaremos la creación de un nuevo fuero federal penal que unificará los fueros penales que hoy tienen jurisdiccion en CABA. De este modo los delitos de la administración pública dejarán de estar en manos de unos pocos jueces", dijo Fernández.

Además, adelantó que se creará una nueva sala y secretaría de narcotráfico en la Cámara Federal de Apelaciones en Rosario y que se organizará una nueva fiscalía en San Lorenzo para ocuparse de los delitos de trata de personas, narcotráfico y lavado de dinero.

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy ante la Asamblea Legislativa que "se tiene que terminar para siempre con los sótanos de la democracia y por eso apostamos a una democracia mejor y profunda, al anunciar que dictará un decreto referido a las tareas de agentes de inteligencia e impulsará cambios a la ley de Inteligencia.

Anunció la desclasificación de los testimonios secretos brindados por agentes de la ex SIDE en la causa por el encubrimiento del atentado a la AMIA y del sistema de escuchas telefónicas y prometió desterrar “el secretismo en los fondos públicos y en el espionaje político”.

Se impedirá que la AFI realice "tareas represivas" y que posea "facultades compulsivas o funciones policiales", además de desactivar su participación en "tareas de investigación criminal como auxiliares de la Justicia".