País
Viernes 13 de Abril de 2018

Para el gobierno nacional la inflación se recalentó por culpa de la sequía

El funcionario rechazó en paralelo cualquier posibilidad de que el Gobierno modifique nuevamente la meta oficial de inflación para 2018, a tres meses y medio de haberla cambiado al alza.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, responsabilizó a la sequía por el recalentamiento de la inflación en el tercer mes del año, cuando el costo de vida avanzó 2,3% hasta acumular 6,7% en el primer trimestre.

El funcionario rechazó en paralelo cualquier posibilidad de que el Gobierno modifique nuevamente la meta oficial de inflación para 2018, a tres meses y medio de haberla cambiado al alza.

El funcionario dijo que la meta del 15% "no se cambia" pese a que muchos economistas y empresarios descartaron por completo su cumplimiento y señaló que en el segundo semestre el alza del costo de vida será más lento.

Especialistas del mercado elevaron recientemente las expectativas de inflación al proyectar un 20,3% para este año, según un informe difundido por el Banco Central el pasado 4 de abril.

Los resultados del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) correspondiente a marzo puntualizaron que para 2018 la inflación esperada a nivel general subió 0,4% al posicionarse en 20,3%, mientras que la inflación núcleo aumentó 1% al alcanzar el 18,1%.

"Para los próximos doce meses, la inflación pronosticada se ubicó en 17,8%, un 0,2% más respecto del REM previo", sostuvo el sondeo.

Para 2019, la expectativa de inflación alcanzó 14,3% en el nivel general y 12,6% en la núcleo, mientras que para 2020, la variación prevista en el nivel general de precios subió hasta 10%.

Ahora, Dujovne admitió que los números sobre el costo de vida "van a ser altos aún en abril", después del 2,3% registrado en marzo, pero pronosticó que "en los próximos meses vamos a ver tasas de inflación mucho más bajas".

En declaraciones a radio Mitre, Dujovne indicó que la sequía originó un "impacto adicional" en la inflación de marzo, que se ubicó en 2,3%, "ya que llevó el precio de los productos alimenticios de la Argentina a que estén más altos"- aseguró- como el trigo y maíz, que derivó en el incremento en huevos, pollo y pan.