País
Domingo 17 de Marzo de 2019

"Operativo seducción": Macri prepara una agenda internacional para atraer inversores

La Cancillería, Hacienda y Producción realizarán rondas informativas con diplomáticos; tratarán de convencer al mundo que el triunfo de Macri es un hecho.

El Gobierno aplicará en la práctica lo que en la diplomacia se denomina "política de seducción" con inversores y embajadores extranjeros en los próximos meses de campaña electoral bajo un firme objetivo: convencer al mundo de que Mauricio Macri ganará las elecciones, que la Argentina seguirá siendo un país confiable y que el fantasma del regreso de Cristina Kirchner es apenas una ilusión óptica de improbable cristalización en las urnas.


Por diversos canales de comunicación, la Casa Rosada y la Cancillería ya empezaron el operativo seducción al mundo de cara a las elecciones de octubre, que al mismo tiempo, funciona de antídoto contra los temores a un regreso de la ex presidenta al poder.


En la agenda internacional que le depara a Macri en los próximos meses también se desplegará esta estrategia de seducción durante los viajes que el Presidente tiene previsto hacer a Bélgica, Francia a la cumbre del G20 en Japón, la reunión en Chile por el destierro de la UNASUR y en las visitas que recibirá de la reina de Dinamarca, los reyes de España o los 130 cancilleres que vienen esta semana para la cumbre Sur-Sur de la ONU.


En paralelo, en Buenos Aires el Gobierno avanza en su agenda con embajadores y empresarios extranjeros. Según admitió el canciller Jorge Faurie ante medios nacionales y confirmaron también diversos funcionarios del Gobierno, en los próximos meses empezará a rodar una ronda de conversaciones con embajadores extranjeros y en paralelo con inversores internacionales para comunicarles los detalles del proceso electoral argentino y a la vez explicar las bondades que ofrecerá Macri en un eventual segundo mandato en cuanto a oportunidades económicas para la Argentina se refiere.


"Nosotros estamos organizando reuniones periódicas con el jefe de Gabinete para el cuerpo diplomático donde se va a comentar las previsiones del calendario electoral como se desarrolla la campaña y demas temas", explicó el canciller Faurie al confirmar esta ronda de diálogo para llevar tranquilidad a los mercados.


Según se pudo saber por allegados al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, la idea de entablar conversaciones con embajadores y empresarios extranjeros surgió de un paper que preparó esa cartera que detalla las previsiones económicas de la Argentina en los próximos meses. Al parecer, ese documento con números y datos extremadamente optimistas alentó a Faurie y a varios funcionarios del equipo de la secretaría de Asuntos Estratégicos que lidera Fulvio Pompeo a trasladar esos datos con charlas de apoyo a la diplomacia extranjera de cara a las elecciones.


No es el único espacio que usa el gobierno para predicar las bondades del esquema macrista y ahuyentar el fantasma Cristina Kirchner. También trabaja en ello Marcelo Scaglione, el secretario de Hacienda encargado de que la Argentina ingrese al poderoso club de la OCDE. Este funcionario que suele recorrer todo el espinel de las embajadas de países centrales para informar sobre las acciones de la Argentina para entrar a ese selecto club, siempre debe explicar que el regreso de la ex presidenta no es posible en la Argentina y que sólo el camino que inició Macri será el camino para sacar al país del infierno.


Sin embargo, las palabras del propio Macri no ayudan demasiado para la faena de convencimiento que deben llevar sus alfiles a la diplomacia o el empresariado extranjero. El jueves pasado Macri expresó en Jujuy que "cuando se disipe la duda política hacia el futuro, la economía va a tomar impulso".


Fuente: Infobae

Comentarios