País
Domingo 05 de Agosto de 2018

Nada será igual

Sorpresa, pánico, desconcierto en la Unión Industrial Argentina.

No podían comunicarse con los integrantes de la Cámara de la Construcción. Los teléfonos estaban bloqueados.

Es la primera vez en la historia que masivamente van presos y los van a buscar a la casa – todavía hay prófugos. Hasta ahora faltaba la otra persona para bailar el tango. Ahora están los dos. Cristina con el tema de los bolsos de López, dijo, "Yo no le di la plata, me gustaría saber quién se la dio". Ahora lo sabe.

Este asunto tiene siete meses de investigación. Comprobaron las fechas del cuaderno con la entrada y hora en Olivos. Es real, los autos con sus patentes. Es real. Hace años que muchos lo saben pero nunca pensaron que alguien tendría los detalles y los iba a dejar redactados, todo, durante ocho años.

El estado de shock no sólo se nota entre los empresarios, también en el peronismo. Pichetto consideraba que era un golpe de gracia contra Cristina. Dice que ahora está el camino libre para un peronismo racional y menos adolescente revolucionario.

Me contaban en la UIA, que varios empresarios van a querer hablar como arrepentidos. "Algunos que conozco no tolerarán mucho tiempo en la cárcel".

La pregunta: ¿Por qué alguien se dedicaba a anotar con tanta precisión los hechos durante tanto tiempo?

Me dicen, es la forma de trabajar de los servicios. Alguien se lo planteó hace mucho tiempo a Barata y a Néstor.

Nadie tiene esa certeza.

Comentarios