País
Lunes 01 de Octubre de 2018

Mató a una perrita y lo embargaron por 300 mil pesos

El hecho ocurrió en Córdoba. La cachora le comió carne de la parrilla y el acusado le disparó.

La Justicia de Córdoba avanza en otro caso de maltrato animal. El 26 de mayo pasado, a una perrita llamada "Kika" la mataron de un disparo en barrio Ituzaingó, al sudeste de la capital cordobesa. Según sospecha una fiscalía, el que le disparó fue un vecino furioso porque la perra le habría comido el asado que faltaba en su parrilla.


A raíz de la denuncia realizada sedispuso en las últimas horas que se elevara a juicio la causa por la muerte de la perra "Kika".



Según señaló el diario La Voz del Interior, acusado es Hugo Alberto Rojas Jutton, quien está imputado por "infracción a la ley contra la crueldad animal, daño y amenazas".



La Justicia de Control trabó un embargo preventivo por 300 mil pesos a causa de daños materiales, morales y psicológicos.



De acuerdo a la causa judicial, todo ocurrió mientras el imputado cocinaba un asado. Responsabilizó a la perrita, diciendo que había comido parte de la carne y decidió dispararle cerca de su dueño, un niño de tan solo 10 años. En ese momento, según contó su mamá, el pequeño sufrió un severo estado de shock.